11 de abril de 2018 10:59 AM
Imprimir

Carne mexicana no contiene clembuterol: Comecarne

El Consejo Mexicano de la Carne (Comecarne), señaló que los consumidores de carne proveniente de la industria formal, pueden tener certeza de un producto que cumple con la normatividad en materia de sanidad e inocuidad.

En relación a la información divulgada respecto a una posible contaminación de carne mexicana por clembuterol, el Consejo Mexicano de la Carne (COMECARNE) expresa lo siguiente:

  1. La carne mexicana que proviene de la industria formal NO contiene clembuterol.Debido al riesgo de los ingredientes activos de la sustancia, el uso de clembuterol para la engorda de ganado se encuentra prohibido en animales de abasto. Lo anterior fue determinado por las autoridades sanitarias.
  2. Es muy importante que el consumidor cuente con la información necesaria sobre la procedencia y calidad de los alimentos que consume. Al elegir productos que provienen de la industria formal, los consumidores pueden tener la certeza que están llevando a su mesa productos que cumplen con la normatividad vigente en materia de sanidad e inocuidad.
  3. Por medio de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS)[1]la Secretaría de Salud y el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA)[2]se llevan a cabo actividades de vigilancia y supervisión relacionadas con la inocuidad de los productos cárnicos.
  4. SENASICA en coordinación con las Delegaciones Estatales, aplica estrategias para evitar que los productores usen sustancias prohibidas para alimentar al ganado. El programa preventivo “Libre de Clembuterol para producción de carne bovina”[3]tiene como propósito brindar la garantía a los consumidores de que todo producto proveniente de un corral de engorda será criado por un proveedor confiable.
  5. La NOM 030 ZOO[4]indica que el 100% de la carne importada al país deberá ser sometida al análisis de Clembuterol. SENASICA está encargado de llevar un estricto control dentro de los laboratorios especializados en el tema.
  6. Mediante la certificación TIF (Tipo Inspección Federal)[5], la industria cárnica mexicana se apega a normas internacionales de higiene y calidad que, además valida y faculta a los productos para la exportación.
  7. El supuesto beneficio económico que el uso de clembuterol pudiese representar para el productor / engordador, al pretender potencializar su retorno de inversión en menor tiempo, sería rebasado por mucho en forma proporcionalmente inversa por el impacto negativo que sus negocios sufrirían al ser identificados como proveedores de producto NO confiable para el consumo humano, no solamente por sus clientes, sino por las sanciones a las que se expondrían por parte de las autoridades competentes.
  8. El Consejo Mexicano de la Carne y sus miembros reiteran su compromiso de seguir trabajando en conjunto con las autoridades nacionales e internacionales en el estricto cumplimiento de las regulaciones y en el reforzamiento de las medidas de vigilancia. De igual forma, continuará con su labor promoviendo la denuncia en caso de detectar irregularidades, apegándose siempre a las mejores prácticas, coordinando foros de actualización y promocionando certificaciones de garantía, como el sello TIF.
  9. La detección y/o intoxicación por clembuterol puede presentarse en humanos por distintas causas, toda vez que está permitido como medicamento y llega a ser usado por atletas con el objetivo de aumentar su rendimiento físico. Hoy existen en el mercado informal una amplia variedad de productos que prometen estos resultados y que son consumidos de manera indiscriminada.
Fuente:

Publicidad