12 de abril de 2018 03:49 AM
Imprimir

Se constituiría una ‘Mesa de Bioetanol’ para analizar posibles reemplazos de biocombustible por nafta

Según pudo saber Energía Estratégica, el Gobierno nacional tiene intenciones en conformar una ‘Mesa de trabajo de Bioetanol’ en donde todos los actores involucrados discutan sobre la posibilidad de mayor penetración de este biocombustible en el consumo vehicular
El espacio podría comenzar a funcionar entre los meses de mayo y junio de este año. Sería integrado por los ministerios de Agroindustria, Ambiente, Energía y Producción, en representación del Gobierno nacional, y, por el sector privado, las petroleras, los fabricantes de automóviles y los productores de bioetanol, tanto de caña de azúcar como de maíz.
La intención con esta Mesa es evaluar la posibilidad de elevar el actual corte del 12 por ciento de bioetanol en naftas a un horizonte que supere el 20 por ciento. Otra de las variantes, tal vez complementaria a esta primera, es que sea instrumentado el uso de vehículos con motores Flex-Fuel, rodados capaces de funcionar con hasta un 100 por ciento de bioetanol.
Cabe destacar que cualquiera de las alternativas implicaría un gran esfuerzo del mercado, sobre todo en lo que respecta al parque automotor. Especialistas señalan que no todos que vehículos que circulan en el país tienen la capacidad de tolerar un corte de bioetanol en naftas superior al 12 por ciento. Para ello habrá que diseñar un plan.
En lo que respecta a vehículos con motores Flex-Fuel, implicaría no sólo la ampliación de la industria del bioetanol sino la fabricación de determinados lotes de vehículos por parte de las automotrices locales y la incorporación de surtidores exclusivos con etanol hidratado en las estaciones de servicio (petroleras).
Por su parte, desde la Cámara Empresaria de Bioetanol de Maíz (Biomaiz) señalan que de ampliarse el mercado estarían dispuestos a generar inversiones de al menos 400 millones de dólares en los próximos 2 a 4 años, en concepto de ampliaciones de plantas existentes o desarrollos de nuevos proyectos.
El escenario ideal para los productores de bioetanol es que la Argentina copie el modelo brasilero: un 27 por ciento de corte del biocombustibles en naftas (E27) y rodados con motores Flex Fuel que, desde el punto de vista económico, permiten al usuario cargar biocombustible en mayor o menor medida de acuerdo a su precio en relación con el de la nafta.

Fuente: Energía Estratégica

Fuente:

Publicidad