13 de abril de 2018 11:32 AM
Imprimir

China, más protagonista que nunca en la compra de alimentos

Se pelea con Estados Unidos y acentúa año tras año su demanda por distintos productos uruguayos

La guerra comercial que desató Donald Trump con China –junto a las represalias que activó el país asiático– pueden acentuar la tendencia de crecimiento que tienen las exportaciones de Uruguay hacia el país más poblado del mundo.

Mientras en 2007 Uruguay exportó por US$ 162 millones, el año pasado sumando las ventas directas y a través de zonas francas se llegó a US$ 2.549 millones colocados al que se ha transformado en el primer destino para la carne, la soja y la madera, entre otros productos.

Esta semana la soja llegó a un precio de US$ 400 la tonelada, cotización que hacía años no tenía y que no podrá ser aprovechada por la mayoría de los productores que ya comprometieron precios y tienen rendimientos extremadamente bajos. Pero el hecho trascendente es que la oleaginosa pasó a cotizar más alto en los puertos del Mercosur que en Chicago, algo que nunca ocurría. Y la fuerte caída de la producción de Argentina puede llevar a que la referencia de US$ 400 se supere en los próximos días.

centrales 1.jpg

 

Cada vez más jugados a China

El país asiático es el destino principal para cada vez más rubros. El año pasado se exportó en forma directa por US$ 1.749 millones, lo que implicó una participación de 22% del total exportado y un crecimiento de 55% respecto a 2016, cuando se exportó por US$ 1.130 millones. Y dado que China impondría aranceles de 25% no solo a la soja, sino también a la carne de Estados Unidos y potencialmente a otros productos, el crecimiento en las exportaciones de Uruguay puede acentuarse.

Los principales productos que fueron exportados a China en 2017, sin considerar zonas francas, fueron soja por US$ 747 millones y carne bovina congelada por US$ 607 millones, rubros que crecieron 98% y 21%, respectivamente, en comparación con el año anterior. En volumen en 2017 se exportaron más de dos millones de toneladas de soja, el doble que en el 2016.

Las ventas de soja alcanzaron US$ 1.189 millones en 2017, un 36% más respecto a 2016. Y a China va más del 80% de la soja uruguaya.

Un especial destaque cobra la carne, que desde 2012 hasta el pasado año ha venido creciendo de forma veloz y persistente, con una tasa promedio anual de 53%. China es el principal destino para las carnes uruguayas. Del total de los ingresos por exportaciones el 41% proviene de este país. En el 2017 ingresaron US$ 759 millones –22% más que los US$ 625 millones del año anterior–.

El año pasado China compró 220.315 toneladas de carne vacuna –17% más que en el 2016– a un precio promedio de US$ 2.766 la tonelada, 5% superior que en 2016.

Y en los primeros tres meses del 2018 no solo siguió el crecimiento de las exportaciones, sino que el precio de exportación promedió US$ 2.980 la tonelada, 13% por encima que en el primer trimestre del año anterior.

Los envíos de carne a China son tanto de carne congelada como enfriada, y al estar habilitada la exportación de cortes con hueso eso permite colocar cuartos con bajo costo de producción o cortes como el asado.

China compra tanto cortes caros del trasero, como la nalga, como cortes que habitualmente tienen menos valor, como el pecho cruzado o los recortes (trimmings), lo que ayuda a valorizar la res y sostener precios interesantes para todas las categorías de ganado.

En el primer trimestre del año China fue el principal destino de exportación de la carne con US$ 213 millones, un 40% del total exportado y un 26% más que los US$ 170 millones del mismo período del año anterior. El volumen de carne vacuna enviado a este país fue 56.632 toneladas peso canal, que representaron el 49% del total, 12% mayor que en el mismo período del año pasado. En ingresos corresponde a US$ 169 millones (38% del total), es decir un aumento del 26,6% interanual.

En lo que respecta a los envíos de carne ovina, China se posicionó desde 2016 como el segundo destino. Los ingresos por exportaciones aumentaron un 109% entre el 2016 y el 2017, pasando de US$ 5,5 millones a US$ 11,6 millones. En el primer trimestre se enviaron 1.087 toneladas –un aumento del 3,8% interanual– por un total de US$ 3,75 millones –47,2% más que en el primer trimestre del 2018– y el precio promedio por tonelada fue de US$ 3.451.

centrales 2.jpg

 

Otro año de crecimiento

Este año comenzó con un crecimiento muy fuerte de las colocaciones a este destino, incluso antes de que se desatara la guerra comercial con Estados Unidos. En el primer trimestre de este año, en el que las ventas de soja son mínimas, se llevan exportados US$ 340 millones, un 65% más que los US$ 206 millones del primer trimestre de 2016.

Los lácteos siguen el camino de la carne. En el primer trimestre del 2018 Uruguay exportó a China el mayor volumen de lácteos para ese período desde el año 2016. Y en facturación el país alcanzó el mayor ingreso desde enero-marzo del año 2014. Fue el tercer principal destino, con solicitudes por 3.225 toneladas (por un valor de US$ 7,7 millones). Medidas en dólares, las ventas fueron más del doble que las del primer trimestre de 2017 cuando llegaron a US$ 3 millones.

Los lácteos enviados a China son, en orden de importancia, leche en polvo entera, lactosueros, quesos y manteca. En leche en polvo entera –principal producto exportado por Uruguay– los envíos totalizaron 2.000 toneladas por US$ 3,087 millones. Para la manteca, los envíos fueron mayores en el primer trimestre de 2017. En quesos, fue mayor este año, con 175 toneladas versus 150 un año atrás.

Gabriel Rozman, presidente de la Cámara de Comercio Uruguay-China, dijo que más allá del conflicto entre Estados Unidos y China hay un gran potencial de aumentar las exportaciones de este producto, debido a una elevada demanda por parte de este país.

China también apuntala a las exportaciones forestales. Las exportaciones de celulosa y el auge de envíos de rolos de pino a China –cuyo monto pasó de US$ 10 millones en 2016 a US$ 96 millones en 2017– siguen colocando a la cadena forestal como la segunda cadena productiva de mayor importancia detrás de la cárnica. Las exportaciones de madera y subproductos tienen a China como el principal comprador, con un 40% del total.

Por otra parte, Uruguay es sede de numerosas inversiones chinas tanto dentro del sector como fuera, entre ellas Cofco Agri China, empresa china de comercio de granos que compró los activos que eran de Nidera en Uruguay, y Syngenta, compañía de venta de insumos en Uruguay a través de Rainbow. Por otra parte, la empresa China Machinery Engineering Corporation (CMEC) manifestó al gobierno uruguayo su interés de llevar adelante el proyecto Ferrocarril Central, que consiste en la construcción y mantenimiento por 22 años de la vía férrea entre Montevideo y Paso de los Toros, donde estaría ubicada la nueva planta de UPM.

Todo esto se ve acentuado por la guerra comercial entre las dos potencias, una guerra que genera oportunidades en Uruguay.

Por la sequía, las exportaciones de soja caerán en el segundo y tercer trimestre respecto al año pasado. De todos modos, el crecimiento en el resto de los rubros puede permitir que el monto colocado siga aumentando. Hasta dónde, nadie lo sabe.

Donald Trump puede tener alguna pista al respecto.

centrales 3.jpg

 

centrales 4.jpg

 

Crecerá la importación de carnes y lácteos

El consumo de carne roja de China crecerá este año 3%, a 8,4 millones de toneladas, impulsando las importaciones 8% interanual, según el último reporte GAIN –no oficial– del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés).
Las compras de carne vacuna en el exterior llegarán a 1,05 millones de toneladas en 2018, con 14 mercados actualmente habilitados como proveedores de este producto. Uno de ellos es Estados Unidos, que a solo seis meses de la apertura, al cierre de 2017, concretó embarques por US$ 31 millones.
En tanto, en enero de 2018 las importaciones de lácteos de China aumentaron 44% en volumen y 53% en valor en comparación con enero de 2017, de acuerdo el sitio especializado CLAL.
El principal producto importado en enero, en términos de cantidad, fue leche entera en polvo, con una suba interanual de 28%.
Y se prevé que estas importaciones aumenten, ya que los bajos precios de la leche han llevado a que los productores lecheros faenen los ganados más aceleradamente de lo habitual

Fuente: Observa

Publicidad