18 de abril de 2018 10:58 AM
Imprimir

Acudirá Brasil ante OMC por posible suspensión de UE a importación de carne de pollo

El ministro de Agricultura de Brasil, Blairo Maggi, anunció hoy martes que su país participará en un panel en la Organización Mundial del Comercio (OMC) contra la Unión Europea (UE), para reclamar contra la posible suspensión de la importación de carne de pollo por el bloque, que considera injustificada.En conferencia de prensa en Brasilia, Maggi […]

El ministro de Agricultura de Brasil, Blairo Maggi, anunció hoy martes que su país participará en un panel en la Organización Mundial del Comercio (OMC) contra la Unión Europea (UE), para reclamar contra la posible suspensión de la importación de carne de pollo por el bloque, que considera injustificada.En conferencia de prensa en Brasilia, Maggi se adelantó al anuncio oficial de la UE, previsto para mañana miércoles, sobre la suspensión ce la compra de carne de pollo de frigoríficos brasileños.

Según el ministro, la Comisión Europea no aceptó los argumentos presentados por una misión brasileña que estuvo en Bruselas la semana pasada, para intentar evitar la suspensión de importaciones de los productos del frigorífico BRF Foods y de otras compañías del sector.

Maggi resaltó que la UE utilizó investigaciones contra la BRF realizadas en marzo por la Policía Federal (PF), que desarticuló un esquema de sobornos en la fiscalización de la empresa, para el inminente anuncio de suspensión del comercio de nueve unidades de la compañía y de plantas de otras empresas aún no divulgada.

“Las investigaciones contra la BRF no son sobre cuestiones sanitarias”, explicó.

El senador Cidinho Campos, quien integró la misión que estuvo en Bruselas, afirmó que presionará al Congreso para que empresas europeas investigadas en Brasil por cuestiones éticas, como la alemana Siemens, tengan el mismo trato dado por la UE a la BRF.

“Empresas europeas como Siemens no fueron expulsadas de Brasil por fallas éticas”, dijo.

De acuerdo con el ministro Maggi, la UE impone duras restricciones sanitarias y cuotas a Brasil para la exportación de carne de pollo fresca y salada, pese a que un panel en la OMC sobre el tema, efectuado de 2002 a 2005, determinó que no hay justificación para esta nueva medida.

Con las medidas, las exportaciones brasileñas de carne de pollo al bloque cayeron de 407 millones de dólares en 2007 a 201 millones de dólares en 2017.

“En la exportación con cuota desaparecen cuestiones sanitarias, eso es una barrera comercial y no va a quedar otro camino sino proponer un panel en la OMC”, enfatizó el ministro.

Maggi afirmó que la UE utiliza barreras sanitarias para incumplir la determinación de la OMC.

El ministro reafirmó que tras la primera etapa de la operación “Carne Débil”, hace más de un año, las exportaciones pasaron por un control reforzado en Brasil y en los mercados importadores, como la UE.

Durante las reuniones de la semana pasada, la misión brasileña a la UE mostró, según Maggi, “que sanitariamente no tiene problemas con nuestras cargas”, pero que varios otros cuestionamientos fueron hechos por los técnicos de la Comisión Europea.

“Ellos se quejaron de que no les avisamos cuando ocurren operaciones de la PF, pero nosotros explicamos que ni nosotros sabemos. La Unión Europea va a anunciar que plantas de la BRF y otras plantas que no sabemos serán retiradas de la lista (de exportadores al bloque)”, admitió.

Según Maggi, la reanudación de la exportación, independientemente de cualquier acción en la OMC, va a depender del bloque económico y de una nueva misión brasileña para Europa.

El ministro defiende que el tema de la carne de pollo sea puesta en la mesa de negociaciones comerciales UE-Mercosur, y afirmó que el sector agrícola es contrario a un posible acuerdo.

Fuente: Agromeat

Publicidad