26 de abril de 2018 10:11 AM
Imprimir

Malezas: seis emprendedores buscan reemplazar a una tecnología importada

Un grupo de productores y asesores desarrollaron el primer prototipo nacional para aplicaciones selectivas de malezas. Se trata de una tecnología que, como ya ocurre con equipos importados, permite un importante ahorro de insumos y mayor eficiencia en la aplicación. El prototipo fue realizado por Milar Agro Tech SRL, una empresa conformada por Cristian Verkuyl, […]

Un grupo de productores y asesores desarrollaron el primer prototipo nacional para aplicaciones selectivas de malezas. Se trata de una tecnología que, como ya ocurre con equipos importados, permite un importante ahorro de insumos y mayor eficiencia en la aplicación.

El prototipo fue realizado por Milar Agro Tech SRL, una empresa conformada por Cristian Verkuyl, Leonardo Elgart, Agustín y Esteban Bilbao, Hernán Borcano y Juan Elgart.

“Venimos del ámbito de la producción, somos productores y asesores especializados en agricultura y sistemas de información georeferenciada movilizados por impulsar una mejor producción agropecuaria y el cuidado del medio ambiente”, contó a LA NACION Esteban Bilbao.

¿Cómo nació el prototipo? Según el técnico, todo empezó en 2015 cuando, por “el espanto ante la evolución de las malezas”, comenzaron a “debatir y soñar con aportar herramientas que ayudaran a mejorar y evolucionar los procesos en la agricultura actual”.

Ese fue el punto de inicio del producto, llamado Eco Sniper, que consiste en un software de detección de malezas que utiliza cámaras que leen verde en tiempo real y permite aplicar herbicidas solamente donde están las malezas, no en el resto del lote.

“Esto permite mejorar el control de malezas y disminuir de manera contundente el uso de herbicidas, disminuyendo el impacto ambiental y reduciendo los costos del control químico de malezas”, contó el asesor.

El prototipo puede leer malezas en tiempo real y aplicar
El prototipo puede leer malezas en tiempo real y aplicar

Según señaló, el producto se puede montar en cualquier tipo de pulverizador terrestre. Hace poco lo mostraron con un cuatriciclo.

“Cada pico lleva una unidad autónoma, la cual abre y cierra la válvula donde corresponda, concentrándose luego la información de todas las unidades en una central para poder relevar y almacenar la información”, precisó.

Además, según detalló, en un futuro permitirá relevar información de los lotes, algo clave para el manejo de malezas, la nutrición de cultivos y otras variables.

“Eco Sniper tiene una segunda etapa en desarrollo en la cual, mediante el uso de inteligencia artificial, podrá diferenciar malezas de malezas y malezas de cultivo, con potencialidad para manejar de forma diferenciada insectos, enfermedades y fertilización”, describió.

“En el manejo de malezas debemos entender que estamos todos los días corriendo una carrera contra la evolución de las mismas, por lo cual precisamos utilizar todas las herramientas y procesos disponibles, y seguir diseñando y generando nuevas opciones”, agregó.

Vale recordar que en este contexto también desarrollaron Sacha, una app gratuita para monitorear malezas, y Pirwa, una plataforma web de uso de imágenes satelitales e información geo referenciada.

Los integrantes de las empresas tienen actividades diversas que se complementan. Verkuyl es técnico en administración agropecuaria con posgrado de agronegocios. Administra y gestiona su empresa agropecuaria socia CREA.

Leonardo Elgart es ingeniero agrónomo, asesor especializado en agricultura de precisión y procesos de incorporación tecnológica.

Tanto Agustín como Esteban Bilbao son ingenieros agrónomos y asesores de cultivos agrícolas desde Agroestudio Viento Sur SRL y el CREA Necochea Quequén. Son socios de Aapresid Regional Necochea e integran la Asociación Argentina de Protección Profesional de Cultivos Extensivos (Aappce).

Por su parte, Borcano es ingeniero agrónomo, asesor en agricultura y gestión agropecuaria, en tanto que Juan Elgart aporta experiencia en ventas y asesoría comercial.

Por: Fernando Bertello
Fuente: La Nacion

Publicidad