6 de mayo de 2018 13:06 PM
Imprimir

La relación ternero-vaca habría crecido al 62%

Se mantienen los números de vientres del 2017, pero hay 400 mil crías más.

La relación ternero/vaca es considerada un indicador “imperfecto” de la tasa de destete a nivel nacional. En el año 2008, cuando comienza la serie de stock ganadero elaborada por el Senasa, la relación ternero/vaca a nivel nacional era de 60,2 por ciento. Mientras que en 2017 -último registro conocido- se ubicó en el 60,4 por ciento. O sea que hasta allí no muestra ningún avance significativo en casi una década.

En las provincias “pampeanas” (Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos y La Pampa), la relación ternero/vaca pasa del 68,1 por ciento hace nueve años al 65,5 por ciento en 2017. Un retroceso que podemos adjudicar en buena medida a la relocalización del rodeo de cría a peores suelos dentro de la misma zona pampeana y a la mayor carga, consecuencia del avance de la agricultura y del ciclo completo.

En el NEA y NOA (Formosa, Salta, Corrientes, Santiago del Estero y Chaco) el índice conjunto mejora en la última década, dentro de muy bajos niveles, al pasar de una relación ternero/vaca del 47,8 por ciento hace nueve años a 50,2 por ciento el año pasado.

A nivel nacional, este indicador ha tocado un mínimo de 55,8 por ciento en 2010 (cuando salía de la seca), y ha llegado a un máximo de 61,6 por ciento en 2014.

Si se confirman los trascendidos acerca del stock a marzo del 2018, que hablan del mismo número de vacas del año anterior pero con 400 mil crías más al pie, la relación ternero/vaca podría llegar al 62 por ciento.

Mercado mundial

Como se esperaba, el informe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (Usda) de mediados de abril, sobre el mercado internacional de carne, modificó hacia arriba el cálculo de comercio mundial de carnes vacunas.

Este año, el Usda prevé un nivel de operaciones de 10,47 millones de toneladas, unas 400 mil toneladas por encima de lo que calculaba este organismo en octubre último.

El informe marca un incremento en el volumen exportado a nivel mundial del orden de las 500 mil toneladas con respecto al año pasado (cinco por ciento más). Entre los exportadores, crecen prácticamente todos los países. Se destacan Brasil (nueve por ciento), India (2,8), Australia (8,3), Paraguay (5,8), Estados Unidos (5,7) y Argentina (19).

Entre los importadores se destacan China más Hong Kong, que en conjunto aumentan sus compras 17 por ciento. Este pronóstico podría quedarse corto: en enero China importó 66 por ciento más que el año pasado, mientras que en los dos primeros meses del año, según Fax Carne, las exportaciones de carne vacuna de los cuatro países del Mercosur más Estados Unidos y Australia crecieron 16,5 por ciento en relación al año pasado.

Si se admite que entra a China de contrabando cerca de un millón de toneladas anuales provenientes de Vietnam, la “Gran China” (China, Hong Kong, Vietnam, Taiwán) importaría cerca de 2,9 millones de toneladas. Significaría una participación del orden del 28 por ciento de las compras mundiales. El resto de los principales compradores (Estados Unidos, Corea del Sur, Japón, Unión Europea, Rusia) no presentan este año, en conjunto, variaciones de importancia en sus adquisiciones.

El informe del Usda destaca que las exportaciones mundiales de carne vacuna crecerán este año cinco por ciento, mientras que las de carne aviar lo harán sólo dos por ciento y el cerdo uno por ciento. Como dijo un consultor internacional recientemente: “La carne vacuna es un producto que se fabrica cada vez menos y se demanda cada vez más”. Si se toma como base el año 2000, la producción mundial de carne bovina creció 26 por ciento; el cerdo, 39; y la aviar, 85.

Fuente: Revista la Chacra

Publicidad