15 de mayo de 2018 16:10 PM
Imprimir

Soja: el campo, en alerta ante más pérdidas por la humedad

Los productores advierten que no están reteniendo la cosecha y piden a la industria mayor flexibilidad para recibir el grano. La zona núcleo es la más complicada por el exceso de lluvias

Entre fines de abril y comienzos de mayo llovió todo lo que no lo hizo durante el verano; justamente cuando tenía que comenzar la cosecha de soja llegó el agua, que vino a complicar el panorama. Por lo pronto, desde la zona núcleo los productores advierten que la calidad del grano es pésima y piden mayor flexibilización en el mercado para colocar la mercadería.

La región centro es la más afectada y en este contexto los productores agropecuarios junto a las entidades del sector están solicitando medidas concretas para salir a flote en medio de esta situación. La calidad de los granos cosechados está bastante lejos de los estándares de calidad y por eso se pide mayor flexibilización, principalmente a la industria procesadora y, por supuesto, a las firmas agroexportadoras.

Un paliativo podría ser el incremento del corte de las naftas con biodiésel, que se produce a partir de aceite de soja y aquí los productores podrían encontrar un mercado lógico para su mercadería.

Por supuesto que la alimentación animal es otro ítem que seguramente sea utilizado.

Mientras tanto, la oleaginosa sigue subiendo en el ámbito local y no se descarta que la industria siga importando grano en breve porque mucho de lo que se está cosechando ni siquiera es óptimo para la industria.

Mientras tanto, la cotización del dólar en el mercado local sigue subiendo y mientras algunos sectores señalan que la liquidación de la cosecha de soja cumple un rol estratégico, los productores tuvieron que salir a aclarar que el ingreso de divisas al país depende pura y exclusivamente de las empresas agroexportadoras.

Los productores son claros, se viene de una campaña muy complicada producto de la sequía y ahora el exceso de precipitaciones complicó aún más el escenario. Así es que lo que poco que hay por vender se venderá y aquí la industria cumple un rol clave, porque muchos chacareros temen que rechacen el grano por problemas de calidad.

En este contexto, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) aseguró ayer en un comunicado que no son los productores los que “retienen” la cosecha y pidió al Gobierno que restablezca los plazos para liquidar los dólares de las exportaciones en el país.

“El sector agrícola tiene en manos de los productores menos de un 17% en forma de reserva de los granos producidos en la campaña. Esta es la única forma en que los productores retienen divisas como resguardo de valor”, dijo la entidad agropecuaria.

Así es que más allá de todas las especulaciones, los productores agropecuarios están frente a uno de las peores cosechas de soja en la historia.

Fuente: Ambito Financiero

Publicidad