21 de mayo de 2018 01:51 AM
Imprimir

¿Qué va a pasar con el precio de la soja tras el fin de la guerra comercial entre EE.UU. y China?

El acuerdo de la administración de Donald Trump con China tendrá un impacto en el mercado .

¿Cómo puede reaccionar el mercado con la soja ante la noticia sobre el fin de la guerra comercial entre EE.UU. y China luego del acuerdo al que llegaron ayer?

El 4 de abril pasado, cuando se conoció la respuesta de China a los Estados Unidos a la guerra comercial, imponiendo un 25% de arancel a su soja, Chicago cayó 5% en un solo día.

China representa el 63% de las importaciones mundiales de soja. En la campaña 2017/18 importó 97 millones de toneladas, en tanto que se espera que compre 103 millones de toneladas este año.

Estados Unidos le vendió 36 millones de toneladas en el ciclo 2016/2017 y en el actual solo le pudo vender, por el momento, 29 millones de toneladas.

Era casi obvio que China no podía poner un arancel de 25% a la importación de soja de su principal proveedor porque, finalmente, el efecto podría transformarse en recibir una soja más cara. Sumado a que no puede depender 100% de Brasil, porque no le alcanza.

La noticia, igualmente, tuvo un efecto de caída abrupta de los precios en Chicago, pero en tres ruedas ya habían recuperado toda la caída. Luego, más allá de que el mercado intuyera que no era viable mantener esa postura, las compras de China a EE.UU. sufrieron una caída real. El beneficiado fue Brasil, con una cosecha mayor a la del ciclo pasado y muy por encima de las primeras expectativas.

Hubiera sido una buena oportunidad para la Argentina, pero todas las complicaciones productivas no permitieron tomar la ventaja, sumado a que el “negocio” como país es priorizar la industrialización versus la exportación de la soja.

¿Qué puede pasar ahora si China y EE.UU. normalizan su operatoria en soja? Podemos esperar que la demanda de China por la soja de EE.UU. vuelva a encaminarse y los precios en Chicago tengan una recuperación en la medida que se concreten nuevos negocios.

En el plano local, hasta el lunes pasado vimos que nuestro mercado se movió en forma independiente a Chicago. Mientras éste perdía valor desde el 13 de abril, en la Argentina los valores aumentaron hasta el 15 de mayo último, cuando tuvieron una caída abrupta.

En su momento, la noticia sobre la importación de soja de EE.UU. generó un “susto” bajista en la soja argentina, que rápidamente desapareció cuando en general se asumió que va a ser necesario importar un mayor volumen que el habitual.

Más allá de que se importe por encima de niveles anteriores, ese volumen reemplazaría sólo en parte la dramática caída de la producción. No parece ser un elemento que se pueda considerar hoy como bajista para los precios locales.

Ahora se agrega un elemento adicional. La importación de soja norteamericana se evaluaba como una alternativa a los precios locales que no paraban de aumentar, mientras que en Chicago no paraban de bajar.

¿Qué va a pasar si China vuelve a comprar con interés soja de EE.UU.? Las expectativas de precios en Chicago deberían ser positivas desde los niveles en los cuales se encuentran en este momento.

¿Hasta qué nivel de precios internacionales puede ser conveniente contar con la soja de Estados Unidos como fuente de importación? Hay muchos elementos a considerar, sin incluir las variables locales, como el tipo de cambio, entre ellas. Lo mejor es tener analizados todos los escenarios posibles y tomar decisiones en base a los mismos y al riesgo que se puede y/o quiere tomar.

La autora es especialista en mercados de granos

Por: Paulina Lescano
Fuente: La Nacion

Publicidad