26 de mayo de 2018 10:26 AM
Imprimir

SNA pide poner foco en delincuencia rural y destaca trabajo en La Araucanía

Al timonel del agro le inquietan las complejas consecuencias que podría tener el proyecto de ley que crea el Servicio de Biodiversidad sobre las tierras rurales privadas.

Es el gremio más antiguo de Chile y la segunda asociación agrícola más longeva del mundo después de su par de Inglaterra. La Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) acaba de cumplir 180 años desde su nacimiento en 1838 y, durante este tiempo, ha sido testigo de la evolución de Chile en el rubro y ha desempeñado un rol clave en las políticas públicas y las directrices privadas que han posicionado a la agricultura como un motor del desarrollo económico del país.

En entrevista con “El Mercurio”, su presidente, Ricardo Ariztía, destacó que el sector agrícola representa cerca del 22% de las exportaciones totales del país, constituye alrededor del 12% del Producto Interno Bruto (PIB) local y genera trabajo a alrededor de 800 mil personas.

En cuanto a los sectores agrícolas representativos de Chile, el timonel del agro destacó el desempeño actual de la fruta fresca. “Hay especies, como las cerezas, que han tenido un éxito insospechado, debido a la espectacular demanda del mercado chino. Incluso, ya hay plantaciones en Osorno y una menor cantidad en Chile Chico”, subrayó. No obstante, precisó que el crecimiento en los envíos no ha sido tan rápido a causa de las dificultades de su transporte. En cuanto a los frutos secos, Ariztía recalcó el buen momento de nueces y avellanos europeos. También resaltó el prestigio de los vinos chilenos, tanto embotellados como a granel.

No obstante, mostró preocupación por ciertos sectores que han perdido dinamismo. “Donde tenemos más dificultades en precios es en los cereales, como el maíz, el trigo, la avena y la remolacha. Los cambios en la política económica de Argentina y el aumento de producción en Brasil han llevado los niveles de precios de los cereales a un nivel en que los agricultores no están obteniendo ganancias”, advirtió.

Otro de los rubros que, según el presidente de la SNA, muestran dificultades es el sector lácteo. Ariztía afirmó que los problemas no obedecen a condiciones climáticas o de competencia con otros países. “Tenemos una falla estructural que no hemos logrado resolver entre empresas procesadoras y productores de leche. Es algo que me tocó vivir cuando presidí esta institución hace 20 años y hemos avanzado muy poco o nada”, señaló.

 

Visión de La Araucanía

Uno de los temas que más han concentrado la atención de las autoridades es la situación en La Araucanía, zona que ha sido visitada en múltiples ocasiones por Ricardo Ariztía, ya sea como timonel gremial o como director de Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap). “Creo que ya es suficiente la cantidad de mesas de trabajo, discusiones y miles de miles de hojas dedicadas al tema. Llegó el momento de avanzar en La Araucanía, y me parece que lo que están haciendo el Gobierno, el intendente Mayol y los ministros revela que hay un interés por entregar respuestas concretas”. Afirmó que las comunidades mapuches quieren ser parte del desarrollo de este país. “Debemos buscar fórmulas voluntarias con el fin de evitar entrar a discutir una ley indígena que podría tardar 10 o 12 años. Hay cerca de 250 mil hectáreas que no se cultivan en la zona y que podrían trabajarse. Sabemos que hay grupos minoritarios que no les interesa formar parte del desarrollo, pero a los que sí les interesa hay que darles la oportunidad”, señaló.

 

Delincuencia rural

Otro de los temas que inquietan al dirigente del agro es el desamparo que causa la delincuencia en el mundo rural. Según Ariztía, los delitos han aumentado en los últimos meses a niveles que no tienen parangón. “Ya son asaltos de todo tipo. Hay camiones de los que se bajan 10 o 15 personas a robar maquinaria, ganado, cosechas del año, insumos, y no hay sistema policial que pueda proteger al sector agrícola. Y eso es en todo el país”, reclamó. Asimismo, lamentó que guardias o sistemas electrónicos no puedan oponer resistencia a los asaltantes. “Debe haber un cambio sustancial en cómo poder operar ante este desamparo en que está sumido el sector agrícola”, dijo.

A su vez, el presidente de la SNA ve con preocupación lo que ocurre con la Corporación Nacional Forestal (Conaf) y el Ministerio del Medio Ambiente en relación con el proyecto de ley que crea el Servicio de Biodiversidad y Sistema de Áreas Protegidas. “Los principales problemas radican en que se crea un nuevo servicio que va más allá de las áreas silvestres protegidas, afectando tierras rurales privadas”, puntualizó. Ariztía manifestó que se requiere armonizar los aspectos productivos con los conservacionistas. “Vemos con peligro que se afecte el área productiva al observar el traspaso desde el Ministerio de Agricultura al Ministerio del Medio Ambiente de extensas superficies de bosques donde quedan importantes áreas protegidas, siendo que no pocas de ellas califican para ser productivas”, sostuvo. “Es un proyecto que tiene importantes vicios de inconstitucionalidad, donde hay una intervención en la propiedad privada que requiere una cantidad de exigencias. Queremos darle un mensaje al Ministerio de Agricultura para que participe y defienda a los sectores productivos dentro de esas áreas protegidas”, indicó Ariztía.

Respecto de la instalación del Gobierno, Ariztía dijo que se siente “muy optimista” por el manejo de la administración del Presidente Piñera y por la labor del ministro de Agricultura, Antonio Walker.

”Ya son suficientes la cantidad de mesas de trabajo y discusiones. Tenemos que avanzar en La Araucanía, y lo que están haciendo el Gobierno, el intendente y los ministros revela que hay un interés por entregar respuestas concretas”.

”Sufrimos asaltos de todo tipo. Hay camiones de los que se bajan 10 o 15 personas a robar maquinaria, ganado, cosechas, insumos, y no hay sistema policial que proteja al sector agrícola”. RICARDO ARIZTÍA PDTE. SOCIEDAD NACIONAL DE AGRICULTURA

Fuente: El Mercurio

Fuente:

Publicidad