29 de mayo de 2018 16:50 PM
Imprimir

EEUU: destruidos más de 200 M de huevos por brote de Salmonella

Casi 207 millones de huevos de una granja en Carolina del Norte se han retirado entre abril y mayo de nueve estados en los EEUU tras la afectación por Salmonella de 22 personas.

Treinta y cinco personas han enfermado por Salmonella, hasta mayo 2018, han informado los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. El brote, cuya trazabilidad apunta a un único productor de huevos, ha comportado 11 hospitalizaciones.

En abril 2018, Rose Acre Farms retiró sus productos luego de que funcionarios federales vincularan las enfermedades a las granjas de la compañía en Carolina del Norte, dijo la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos.

Una investigación de funcionarios federales condujo a una inspección de las instalaciones de la granja en el condado de Hyde, N.C., que produce 2,3 millones de huevos al día de 3 millones de gallinas. Los huevos producidos en la granja se distribuyen en tiendas minoristas y restaurantes en Colorado, Florida, Nueva Jersey, Nueva York, Pensilvania, Virginia, Virginia Occidental y las Carolinas. Las enfermedades se han reportado en todos los estados, la mayoría de los cuales fueron de Nueva York y Virginia, dijo el CDC.

rose-acre-farms

Comunicación escueta e insuficiente

Rose Acre Farms es una empresa familiar con sede en Seymour, Indiana, y cuenta con 17 instalaciones en ocho estados. En un comunicado, la compañía dijo que está “desolada por las consecuencias”.

“Pedimos disculpas a cualquier persona que se haya enfermado o que tenga un familiar o amigo que se haya enfermado por nuestros huevos … Mientras tanto, ya hemos implementado numerosas acciones correctivas y no solo hemos corregido las deficiencias en la granja, sino también hemos tomado otras medidas para garantizar que la granja cumpla o supere los estándares de la FDA y el USDA “.

The Indianapolis Star informó que la compañía está capacitando a sus empleados y ha creado una posición llamada “Corporate Sanitation Manager”.

La compañia ha emitido un escueto comunicado  “Thank you to our valued employees, customers, neighbors and friends”  a todas luces insuficiente y poco aclaratorio frente a sus millones de compradores / consumidores de los huevos de Rose Acre farms

No es el primer caso para Rose Acre Farms

Hace años, la compañía estuvo involucrada en una batalla legal de casi dos décadas con el gobierno federal. En 1990, tres brotes separados que enfermaron a unas 450 personas en tres estados se remontaban a Rose Acre Farms. En respuesta, el gobierno prohibió a la compañía vender huevos de tres granjas de Indiana donde se originaron los huevos contaminados y requirió costosas limpiezas que amenazaban con poner a la compañía fuera del negocio.

Rose Acre Farms demandó, y unos años más tarde un juez federal dictaminó que el gobierno había sobrepasado sus límites y tuvo que compensar a la compañía por la pérdida de ingresos como resultado de las regulaciones. El juez ordenó al gobierno pagarle a la compañía $ 6 millones. Una corte federal de apelaciones revocó la sentencia, al dictaminar que las regulaciones no perjudicaron los resultados de la compañía.

Después de unos años más de apelaciones de ida y vuelta, el caso fue desestimado en 2009.

Este ha sido el mayor decomiso de huevos desde 2010, cuando un importante brote de salmonela vinculado a granjas de huevos de Iowa enfermó a más de 1.500 personas, dijo Bill Marler, un abogado de lesiones personales con sede en Seattle que se centra en el litigio por enfermedades transmitidas por alimentos.

 

Un caso similar acabo con penas de cárcel

Más de 500 millones de huevos de dos granjas de Iowa propiedad y controladas por Austin J. DeCoster fueron retiradas ese año. Tal como informamos en Avicultura.com DeCoster y su hijo, Peter DeCoster, se declararon culpables de un cargo de introducir alimentos adulterados en el comercio interestatal. Las autoridades dijeron que la compañía DeCosters, Quality Egg, vendió huevos contaminados con Salmonella enteriditis a varios estados y sobornó a un inspector del Departamento de Agricultura de EE. UU. En un intento de vender huevos que estaban “etiquetados de rojo” por no cumplir con los estándares mínimos de la industria.

Fuente: www.avicultura.com

Publicidad