18 de junio de 2018 04:50 AM
Imprimir

“Uno de los cuellos de botella son los corderos que se pierden durante la parición”, dijo Grattarola

Uruguay :  “Uno de los cuellos de botella fundamentales del sector son los corderos que se pierden durante la parición”, manifestó a EL TELEGRAFO el ingeniero agrónomo Marcelo Garattarola. Explicó además que “está relacionado, independientemente de que haya más o menos predadores, con el bajo peso al nacer de los corderos”. Para el técnico en […]

Uruguay :  “Uno de los cuellos de botella fundamentales del sector son los corderos que se pierden durante la parición”, manifestó a EL TELEGRAFO el ingeniero agrónomo Marcelo Garattarola. Explicó además que “está relacionado, independientemente de que haya más o menos predadores, con el bajo peso al nacer de los corderos”.
Para el técnico en Paysandú y Río Negro del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), eso “más la mortandad después del destete es la preocupación de los productores y de las instituciones como el SUL y el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA). Para ello se viene trabajando en ese tema”. Se refirió a productores que están haciendo ecografías que detectan bien los mellizos. Precisó que tienen parideras, que son como boxes individuales y están haciendo parir esas ovejas encerradas, para mejorar la supervivencia”.
El profesional sanducero aclaró que “no es una prioridad en productores más extensivos con majadas grandes, pero sí se debe buscar la topografía del potrero para tener cierta protección. En un lugar más abrigado, que tenga grutas, árboles o topografía, pero también en la esquina del potrero o en una plazoleta, forrar con nailon o malla sombra doble y acostumbrar a las ovejas a concurrir a ese lugar, utilizando bloques, suplementación previa o sal”, recomendó.
Esos abrigos más extensivos “son de pared y no tienen techo, y son una solución importante si se tiene loteada la majada. Dejar en ese potrero especial del establecimiento a la majada que está pariendo en ese momento” es lo ideal, según Grattarola.
Entiende que lo importante “es cortar el temporal y que el viento no afecte a los corderos recién nacidos. Si son mellizos y el cordero se moja, en un día sumamente frío es difícil que se salve”, dijo. “Nos parece, desde el SUL, que la mayoría de los corderos que mueren son de parto único y pesan menos de 3 kilos. Una primera solución es llegar con majadas libres de parásitos y, en lo posible, sin problemas podales al parto”.
Sostuvo que hay que “alimentar las borregas y ovejas con menor condición corporal, dándole alguna alimentación diferencial en un campo más aliviado para las ovejas y con mayor rebrote de pasto. Puede ser una suplementación de sorgo de 300 gramos por día, en los últimos 20 a 30 días previo al parto”, expresó. Grattarola indicó que la esquila preparto ayuda si la oveja está en buena condición corporal y una capa siempre contribuye también”, puntualizó.

 

SE MANTIENE
A pesar de los últimos temporales, “el ovino ha logrado mantenerse en términos generales, ya sea la majada de cría como la corderada”, dijo el técnico del SUL. Hay casos de productores que “están usando antihelmínticos de efectividad conocida y tienen a la majada libre de parásitos. Seguramente la seca también ayudó a dar de baja a la lombriz de cuajo y en general los animales están muy bien”.
El técnico explicó que “hay verde en el campo y si bien es cierto que el rebrote que vino después de la seca el productor lo tiene bien distribuido en el campo, no lo ha apretado, por lo que uno puede apreciar, y los ovinos están bien de condición corporal”. Dados los precios de mercado, “sobre todo lana y en el norte del país, lana por debajo de las 24 micras, están teniendo precios excepcionales en la historia de Uruguay y todavía mayor para lanas más finas, por lo que hay un interés especial por el ovino”.
La preocupación fundamental a los efectos de los ingresos en la empresa “es reducir lo mayor posible la mortandad de adultos, que tiene que ver con miasis en verano y parasitosis gastrointestinales durante todo el año. Hay que tener bien controlado eso, con mano de obra dedicada”. Con respecto a los procreos, “en general las ovejas se preñan y es muy poco lo que fallan, en torno al 5 o 7 por ciento”, dijo Grattarola.

 

HABLEMOS DE OVINOS
En el marco del ciclo de charlas que el Secretariado Uruguayo de la Lana realiza en diferentes zonas del país, este lunes se cumplirá la actividad en Paysandú.
Procurando dar a conocer “cómo mejorar los ingresos con la lana y la carne que producimos”, este lunes, desde la hora 15 hasta las 18, se desarrollará en la Sociedad Criolla “Juan E. Gastelú”, ubicada sobre ruta 26, la charla, que cuenta con el apoyo de la Asociación Rural de Tacuarembó. Serán disertantes los ingenieros agrónomos Marcelo Grattarola, quien brindará una puesta a punto sobre precios y mercados; el ingeniero agrónomo José Ignacio Aguerre se referirá a cómo lograr mayores ingresos con el rubro y finalmente un representante de la industria lanera hablará sobre acondicionamiento y comercialización.
Desde la institución lanera se entiende que es “la posibilidad de actualizarse para los productores sobre la situación del sector y ver que, complementando con la ganadería, brinda un plus en el negocio, que se trasluce en los números finales tras la esquila”.

Fuente: El Telegrafo

Publicidad