18 de junio de 2018 11:30 AM
Imprimir

Una startup de monitoreo de riego recibió inversiones por casi US$1 millón

Parte del equipo de Kilimo, la firma con presencia en la Argentina, Estados Unidos y Chile .

A mediados del año pasado, LA NACION publicó un artículo donde los destacó como “Los chicos que fabrican lluvia”. Se refería, en ese entonces, a los tres jóvenes que en 2014 crearon Kilimo, una agtech argentina que ofrece un servicio para hacer más eficiente el manejo del riego agrícola. Los fundadores sabían lo que querían: una tecnología que apuntara a simplificar el manejo del riego a través del procesamiento de información satelital y datos climáticos.

Cuatro años después, Kilimo cerró el viernes pasado una ronda de inversiones que asciende a un total de 950.000 dólares (US$1,1 millones desde que lanzaron el proyecto). “Esta inversión nos confirma que el único camino para innovar en el agro implica sumar a los productores agrícolas en la construcción de las soluciones a gtech, ya que sólo ellos son los que entienden cuáles son los puntos del negocio donde la tecnología puede agregar más valor”, dijo a LA NACION Jairo Trad, CEO y cofundador de Kilimo, desde Chile.

Kilimo recomienda el riego más eficiente para cultivos extensivos mediante modelos matemáticos y procesamiento de big data para reducir los costos
Kilimo recomienda el riego más eficiente para cultivos extensivos mediante modelos matemáticos y procesamiento de big data para reducir los costos Crédito: Kilimo

Actualmente la empresa monitorea 20.000 hectáreas bajo riego en la Argentina (casi el 4% de las 600.000 que hay para riego complementario), 2300 hectáreas en Tennessee y Arkansas, en los Estados Unidos (en ese país el año pasado instaló una base operativa), y piensa expandirse en Chile, donde tiene planeado abrir una sede en la capital del país trasandino. Hoy tienen más de 80 usuarios. En el caso de la Argentina, del 4% que monitorean este año quieren pasar al 10% del área regada.

Según la compañía, con Kilimo la eficiencia del uso del agua aumenta a 70%. “Este año esperamos hacer que nuestros clientes ahorren 15.000 millones litros”, explicó Trad.

Un equipo de riego monitoreado por Kilimo en Tenessse, Estados Unidos
Un equipo de riego monitoreado por Kilimo en Tenessse, Estados Unidos Crédito: Kilimo

Leo Bourdichon es productor agropecuario y, junto a su cuñado, Benjamín Douthat, administra un campo en el departamento de Marcos Juárez, en Córdoba. Fue en 2016 cuando decidieron trabajar junto a Kilimo para monitorear un pivote de riego de 170 hectáreas. Desde entonces suman tres campañas trabajando juntos.

“Me enteré que prestaban un servicio de monitoreo de riego y me gustó la propuesta. Particularmente estábamos dudando cuándo prender o no el equipo que movemos en tres posiciones durante cada campaña: primero regamos trigo, después maíz y luego decidimos si lo utilizamos en soja de primera o en la de segunda”, explicó Bourdichon. En total, Kilimo les presta el servicio para monitorear aproximadamente 500 hectáreas por año.

“Nos gustó el sistema porque realizan un estudio del perfil hídrico y con esos datos nos recomiendan cuándo regar. Nosotros colocamos un umbral de aproximadamente 50 o 60 por ciento, y ellos nos indican cuándo y cuántos milímetros tenemos que utilizar para no bajar de ese porcentaje, lo que nos permite ser más precisos y eficientes con el equipo de riego”, afirmó el productor.

La historia de la startup

Kilimo llevó tiempo: los tres creadores, Trad, Juan Carlos Abdala y Rodrigo Tissera, recorrieron en 2014 más de 40.000 kilómetros para conocer las necesidades de los productores argentinos. El objetivo era recomendar el riego más eficiente para cultivos extensivos mediante modelos matemáticos y procesamiento de grandes cantidades de datos (big data) para reducir los costos.

Jairo Trad, de 30 años, CEO y cofundador de Kilimo
Jairo Trad, de 30 años, CEO y cofundador de Kilimo Crédito: Kilimo

Hoy, el equipo cuenta con 13 personas. Entre los cultivos que monitorean trabajan con trigo, soja, maíz, lenteja y garbanzo, y también algunos hortícolas. La tecnología utiliza datos climáticos y satelitales para entregar recomendaciones de riego precisas y en texto plano.

La inversión que se concretó el viernes pasado por 950 mil dólares fue liderada por los fondos de inversión Xpand Ventures y Alaya Capital Partners. “Esta inyección nos permitirá expandirnos en los Estados Unidos, explorar el mercado chileno y realizar mejoras en el producto”, explicaron en la startup.

Por: Josefina Pagani
Fuente: La Nacion

Publicidad