18 de junio de 2018 05:52 AM
Imprimir

EL CAMPO HABLA . . . . .

… que, mientras la conmoción político-financiera domina el espectro más amplio de la opinión pública, en el campo siguen los pesares por los vaivenes económicos que impiden cualquier presupuesto. A esto hay que sumarle, además, medidas de fuerza como la de camioneros, temas puntuales como los de pesca (por la protesta y búsqueda pararon todos […]

… que, mientras la conmoción político-financiera domina el espectro más amplio de la opinión pública, en el campo siguen los pesares por los vaivenes económicos que impiden cualquier presupuesto. A esto hay que sumarle, además, medidas de fuerza como la de camioneros, temas puntuales como los de pesca (por la protesta y búsqueda pararon todos los pesqueros) que volvieron a demorar una semana las exportaciones, y otras demandas que hacen muy difícil las decisiones finales de la campaña. La ola de frío, a su vez, terminó de cerrar una campaña 17/18 totalmente olvidable que arrojará, finalmente, una de las áreas de soja más chicas de las últimas décadas con 14 millones de hectáreas cosechadas y un 10% que aún resta que, es probable, ya no se levante después de las heladas. En cuanto al maíz, y aunque los números oficiales siguen sin “blanquear” la verdadera situación, la realidad es que se recolectaron apenas 3,8 millones de hectáreas, por lo que restaría aún casi el 50%. Esto determina que también la campaña triguera, en los casos que el clima lo esté permitiendo, también se va atrasando por falta de disponibilidad de potreros, además de la incertidumbre sobre la real ecuación financiera, incluyendo el comportamiento de los mercados internacionales que, en el caso de los granos, están más vale calmos por ahora.

… que, aunque la tensión política pasó por otras vertientes, el anuncio de CRA y la Federación Agraria sobre una conferencia de prensa por la pendiente Ley de Semillas (que finalmente no se realizó), alcanzó para revolucionar nuevamente el avispero sobre el tema pendiente desde hace casi 10 años. Aunque posteriormente en una reunión de la confederada en la que presentó su nueva web, se supo que la postergación era fruto de “una cuestión personal” de su presidente, Dardo Chiesa, trascendieron varios asuntos al respecto. En primer lugar, el propio Chiesa “duda” que el proyecto de ley salga este año. En segundo lugar, hay bastante malestar por las idas y vueltas de la propuesta oficial (sobre la cual, teóricamente habían consensuado todos los sectores durante meses), que tampoco está muy claro dónde está actualmente y, lo más cuestionado, es la presentación de otro proyecto por parte de una diputada del PRO, Cornelia Smidt Liermann que, dicen, no está claro de donde salió. Respecto de las diferencias, el ruralista las minimizó bastante.”No estamos demasiado alejados del proyecto oficial. Nosotros queremos fortalecer más el tema del control, y hay un asunto de derecho público pendiente”, especificó.

… que tanto entre las entidades como entre los funcionarios, todos están a la espera de los “recortes” que ahora debe encarar el sector público. Por caso, en el tema de obras, se supo que Buenos Aires no va a suspender ni las obras del Salado, ni los caminos rurales, aunque deberán cortar otras varias cuestiones, desde la participación en ferias y exposiciones, hasta algunas promociones. Según la gente de CRA, tras los ajustes oficiales se concretará la reunión pendiente con el presidente Mauricio Macri, en la que se evaluarán todas estas cuestiones, según lo que ya hablaron con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Por su parte, la gente de Coninagro encabezada por su titular, Carlos Iannizzotto, que tuvieron un inédito encuentro con la Gobernadora, María Eugenia Vidal (que normalmente se reúne con las mesas provinciales y no con las entidades de la Nación), adelantó que si bien el encuentro fue buscando el apoyo a un proyecto de ley sobre economías regionales que está preparando la entidad cooperativa, la charla derivó por otros andariveles. Es obvio que Vidal tiene en claro que ante los recortes forzosos deberá pulir al máximo las relaciones institucionales y en especial con el campo y sus agroindustrias, que constituyen uno de los pilares económicos más fuertes de la provincia. Para eso, su principal espada sigue siendo Leonardo Sarquis, el ministro de Agroindustria provincial, de bastante buena llegada a la mayoría de las entidades.

… que, otros problemas los tienen los descentralizados y varios de sus programas. El caso del SENASA es un ejemplo, ya que desde el tema langosta, hasta el programa del Picudo, en general todos presentan atrasos y una cuota de abandono que preocupa a los productores. Al respecto varios de ellos propugnan por programas público-privados para poder llevar adelante los controles que el organismo público parece no estar en condiciones de hacer. Esto, sin embargo, estaría chocando con una férrea resistencia interna que está imposibilitando avanzar como ya ocurrió con otros controles, como el del HLB de los citrus, enfermedad del Dragon que mata a esta especie, y que está siendo monitoreada por los propios productores del NOA.

Fuente: Ambito Financiero

Publicidad