19 de junio de 2018 10:34 AM
Imprimir

¿Por qué la selección celebró la victoria ante Egipto con asado paraguayo?

Uruguay : El mercado ruso ha ido perdiendo terreno a manos de otros destinos que se tornan más atractivos para las carnes uruguayas
Colita de cuadril, pulpón y pollo. Ese fue el menú que el cocinero de la selección uruguaya Aldo Cauteruccio preparó el sábado pasado para jugadores, técnicos, funcionarios y dirigentes de la selección uruguaya de fútbol en la concentración de Nizhny Novgorod en Rusia.

El asado para 56 personas tuvo una particularidad: los cortes que se colocaron en la parrilla eran de origen paraguayo. A la distancia la pregunta surge casi de inmediato: ¿Por qué se compró carne paraguaya y no se eligieron productos de origen nacional?

Uruguay vende carne en el mercado ruso, pero en volúmenes casi insignificantes en comparación a otros destinos de exportación, con lo que la oferta también es limitada en los comercios de ese país. Así, encontrar un supermercado con los cortes adecuados para la ocasión es una tarea no tan sencilla como se podría suponer.

Hasta no hace mucho tiempo atrás, Rusia era el principal destino en volumen para la carne vacuna uruguaya. Pero a partir de 2012 fue perdiendo atractivo como mercado y ha sido desplazada por China, un mercado que sigue creciendo y en donde los frigoríficos uruguayos consiguen mejores precios.

Carne

 

Los datos del Instituto Nacional de Carne (Inac) muestran que en el acumulado a junio las exportaciones del sector cárnico con destino a ese mercado europeo alcanzaron los US$ 45 millones. La cifra está algo por encima de los US$ 17 millones registrados en igual período del año pasado. Aun así es el 13° destino de las ventas y está lejos de lo vendido a China (US$ 372 millones) o la Unión Europea (US$ 179 millones), por ejemplo.

El grueso de las colocaciones uruguaya se concentran en carnes para procesar que se usan, por ejemplo para fabricar hamburguesas y embutidos; y otra parte menor de la carne va para gastronomía en hoteles y restaurantes.

La caída de los precios del petróleo y de las sanciones internacionales también llevó a que Rusia iniciara una política de autoabastecimiento en carnes, que se ha visto reflejada en menores importaciones. Lo ha hecho con éxito en el caso de las carnes de cerdo y aves, mientras que también consiguió aumentar la producción de carne vacuna.

En 2017 las exportaciones cárnicas de Uruguay a Rusia alcanzaron los US$ 34,8 millones, apenas el 1,9% del total del valor exportado. En 2011 las ventas representaban casi el 33% y sumaban más de US$ 300 millones.

Más carne paraguaya

Distinto es el caso de Paraguay que este año se transformó en el principal proveedor de carne de los rusos. A mayo había cerrado negocios por US$ 207 millones , según datos del Banco Central de Paraguay.

El ingreso de carne guaraní cobró mayor protagonismo en el mercado ruso durante los últimos meses, dado el embargo que pesa sobre Brasil desde fin de 2017.

Las autoridades rusas suspendieron temporalmente el ingreso de carne suina y bovina de Brasil tras detectar el uso de ractopamina en embarques. La ractopamina es un fármaco que es usado como aditivo alimenticio para promover el crecimiento de los cerdos, especialmente de su masa muscular.

Si bien fue autorizado en EEUU en 1999 y es utilizado en más de 20 países, entre ellos Australia, Brasil y Canadá, está prohibido en más de 150 países, incluido Rusia. En Uruguay está prohibido su uso.

Los frigoríficos paraguayos también están bajo la lupa de las autoridades rusas, después que se comprobara que un establecimiento dedicado a la exportación había había ingresado productos de Brasil y sin certificados sanitarios.

Mejores precios de exportación

Este año el precio promedio de la tonelada de carne vacuna exportada (207.014 toneladas peso canal) se ubica en US$ 3.562, por encima de los US$ 3.374 del año pasado a esta altura del año.

En el caso de la carne ovina exportada (6.345 toneladas peso canal) está en US$ 4.571 por tonelada, superando el registro que había al 9 de junio de 2017, ubicado en US$ 4.067.

Una de las fortalezas que tiene Uruguay en su producción cárnica es la variedad de mercados que tiene como destino, a diferencias de otros productos como la soja que se vende casi que en su totalidad a China. Los cortes de producción nacional se comercializan de forma permanente a unos 70 destinos del mundo.

Fuente: Observa

Publicidad