22 de junio de 2018 10:11 AM
Imprimir

Otras bacterias que pueden causar abortos esporádicos

Existe un conjunto de enfermedades que, sin ser de control oficial, revisten importancia para la ganadería bovina porque ponen en riesgo la reproducción bovina, valga decir, que ocasionan bajas tasas de natalidad lo cual limita el crecimiento del hato ganadero y la productividad del sector.
Dentro del grupo de enfermedades que afectan la reproducción bovina existen unas que no son muy divulgadas, pero al igual que las más conocidas, estos organismos suelen llegar a la placenta y al feto por medio del sistema circulatorio de la vaca afectada (vía  hematógena).
Así lo explica el ICA en su publicación “Enfermedades que afectan la reproducción bovina en Colombia, no sujetas a control oficial”, el cual se puede adquirir en Libreriadelau.com
Si bien estas bacterias no causan síntomas de enfermedad en la vaca, como por ejemplo la Mastitis clínica, las cojeras, los abscesos hepáticos, y la ruminitis, entre otras, el feto es aparentemente más susceptible, en gran parte debido a que su sistema inmunológico no está completamente maduro, en especial durante los primeros 150 días de la gestación.
La llegada de bacterias provenientes de la madre entonces resultaría en la muerte fetal y la expulsión del feto y sus membranas. Reportes de otros países indican que la participación bacterias en la presentación de este grupo de bacterias en la presentación de abortos que llegan a centros de diagnóstico puede ser hasta de 170 % de los casos diagnosticados.
Listeria monocytogenes
Es una bacteria que puede causar aborto, además de algunos síntomas de tipo neurológico y la muerte de los animales infectados.
La L. monocytogenes puede vivir en el medio ambiente y está asociada al consumo de silos en mal estado o contaminados con la bacteria.
El aborto ocurre aproximadamente una semana después de la exposición y más comúnmente durante el último trimestre de gestación y puede presentarse  en forma explosiva o de brote.
El feto abortado está a menudo autolisado (descompuesto).
Algunas vacas afectadas pueden mostrar o no signos clínicos de la enfermedad.
Puede cursar también con retención de placenta, fiebre, disminución del apetito y metritis aguda posparto.
Ureaplasma diversum y Mycoplama bovigenitalium
Son patógenos considerados como causa poco común de aborto, aunque el Ureaplasma puede causar brotes de abortos cuando se infectan animales sin exposición previa por primera vez.
Estos organismos también han sido implicados como causas infecciosas de infertilidad, por mortalidad embrionaria y la consecuente repetición de celos y disminución de las tasa de concepción.
Uno de los problemas que dificulta saber si estos agentes son causa o no de la enfermedad tiene que ver con el hecho de que pueden ser habitantes comunes del tracto reproductivo de los bovinos.
Histophilus sommi
Conocido anteriormente como Haemophilus Somnus, no es en la actualidad considerado como una causa importante de aborto en bovinos aunque hay evidencias de que eventualmente lo puede  causar después de una infección experimental.
También se ha reportado como causa de infertilidad y de disminución de las tasas de concepción, aunque existe cierta controversia acerca de su importancia debido a su participación en la presentación  de problemas  de tipo respiratorio.
Es importante señalar que se deben buscar otras causas más comunes de infertilidad antes de considerar el Histophilus Somni.
Algunas variedades de hongos también pueden  causar aborto en bovinos, siendo más comunes en el último tercio de la gestación.
Los abortos por hongos tienden a presentar un patrón estacional, particularmente  en animales mantenidos en confinamiento y que se exponen a henos, silos o camas contaminadas. Las esporas del hongo pueden  llegar a la placenta y al feto mediante vía hematógena; adicionalmente producen placentitis.
Los abortos micóticos ocurren esporádicamente, aunque en algunas ocasiones pueden afectar un porcentaje significativo  de los animales gestantes del hato.
Fuente: Contexto Ganadero

Publicidad