24 de junio de 2018 12:32 PM
Imprimir

Paraguay confía en que se recuperará mercado

Industriales paraguayos confían en que el siguiente semestre del año se recuperarán los números para el sector

De acuerdo al último reporte del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), el acumulado de exportación de enero a mayo de este año muestra una caída tanto en volumen como en valor en comparación con el mismo periodo pero del año pasado.

Juan Carlos Pettengill, presidente de la Cámara de la Carne (CPC), dijo que los primeros meses del año estuvieron marcados por la caída de la faena, generada por las dificultades del traslado de los animales. Con esta situación revertida y con el escándalo del Frigorífico Concepción atrás, esperan que el segundo semestre del año sea diferente.

“Esperamos recuperar los destinos para este semestre. Esperamos que al final del año haya más cantidad exportada”, señaló.

Además de esto, se está pagando mejor por el producto, dijo. “Los mercados están dispuestos a pagar por la carne paraguaya, la calidad es única”, manifestó.

Rusia seguirá siendo la estrella entre los mercados de la carne paraguaya para lo que resta del año, según se perfila.

Pese a la permanencia de la demanda rusa, los industriales consultados por Fax Carne dijeron que se percibe un “enlentecimiento de los negocios”, con lo que los precios no terminan de afirmarse.

De acuerdo a los datos de Senacsa, el país asiático es responsable del 37% de las divisas ingresadas a nuestro país por la exportación de carne bovina. Le sigue Chile, con un 31%, siendo que en años anteriores el país andino era el principal mercado de Paraguay.

De hecho, Paraguay se ha convertido en el principal proveedor de carne de Rusia. En lo que va del año, han importado unos 43.885.747 kilos de carne bovina paraguaya, por un valor de USD 158.864.132.

El principal proveedor anteriormente era Uruguay, que hoy día prefiere ir al mercado Chino, según explicó el Diario El Observador de ese país. Paraguay no accede a China.

Fuente: UH

Publicidad