11 de julio de 2018 13:13 PM
Imprimir

Piden al gobierno de Vidal que no elimine subsidios a la actividad hípica

La nueva ley del turf recorta fondos por $1000 millones; según la oposición y el sector, peligran 80.000 puestos de trabajo

LA PLATA.- La nueva ley de turf promovida por el gobierno de María Eugenia Vidal, que será aprobada hoy en el Senado de la provincia de Buenos Aires, es resistida por todo el arco opositor y por referentes de la actividad hípica, porque elimina subsidios por más de $1000 millones al sector y pone en peligro miles de fuentes de trabajo.

El texto “pretende eliminar el Fondo de Reparación Histórica del Turf, poniendo en peligro la actividad y sus 80.000 puestos de trabajo”, afirmaron ayer senadores y diputados opositores congregados junto a referentes de la actividad hípica para pedir a Vidal que frene la votación de la ley por considerar que es “un error”.

“Este proyecto que impulsa el Ejecutivo va a terminar con una actividad que es reflejo de muchos sectores del campo de la provincia, poniendo en riesgo más de 80.000 fuentes de trabajo”, advirtió Teresa García, presidenta del bloque de senadores de Unidad Ciudadana.

En el Poder Ejecutivo provincial, en cambio, se negó de manera categórica que se vayan a perder 80.000 puestos de trabajo. Es imposible, el total de los trabajos ligados al campo y la agroindustria son 175.000. El turf no es la mitad de este sector, dijeron cerca de Vidal.

En el ministerio de Economía provincial se destacó que con los 1000 millones que se ahorrará en subsidios al turf se puede aumentar, por caso, un 20% la inversión anual en infraestructura escolar. Este año ese fondo fue de $5000 millones. Y los fondos que se van al turf podrían mejorar sustancialmente ese importe en los próximos años”, dijo la fuente.

Por su parte, el presidente del bloque PJ Unidad y Renovación, Darío Díaz Pérez, consideró que “la unidad entre los bloques opositores tanto en el Senado como en Diputados es de rechazo total y absoluto frente a este proyecto de ley, y vamos a sostener nuestra actitud frente al daño terrible que va a producir sobre la industria hípica en un momento en que la economía del país está seriamente complicada”.

Diego Quiroga, de la Asociación de Personal de Hipódromos, opinó que “a este gobierno no le interesa destruir 83.000 familias, tampoco piensan en las consecuencias que puede traer”. Fue durante una jornada que agrupó a representantes del sector y a los bloques contrarios al Gobierno.

En tanto, el presidente de la Asociación de Propietarios de Caballos de Carrera, Mariano Fragueiro, sostuvo que “el turf es una industria y la necesitamos mantener íntegra con todos sus trabajadores”.

El proyecto que será aprobado hoy con mayoría de Cambiemos en el Senado fue defendido por el presidente de Loterías y Casinos, Matías Lanusse. “Es decisión de la gobernadora quitar todos los subsidios y subvenciones a todas las actividades que no sean salud, educación y seguridad. Se anunció en 2017 y se comenzó a implementar de forma gradual”, dijo el funcionario. “Lo que buscamos con la ley es ir a una merma del subsidio y dar otras herramientas a la actividad hípica para que recauden ellos recursos genuinos”.

Lanusse negó que unas 80.000 familias puedan ser afectadas ya que, según él, la cifra corresponde a la actividad del país, no de la provincia de Buenos Aires. En este territorio la cifra de trabajadores vinculados con la actividad es de 16.000. La actividad hípica oficial se desarrolla en cinco hipódromos: San Isidro, La Plata, Azul, Dolores y Tandil.

El tramite que se aprobará hoy en el Senado no será ley hasta tanto sea votado también en Diputados. Pasará al menos un mes hasta que se debata en esa Cámara, donde el oficialismo no tiene mayoría tan cómoda como en el Senado.

Desde la Cámara baja, la presidenta del bloque de diputados de UC-FPV, Florencia Saintout, adelantó: “Vamos a rechazar este proyecto porque sabemos del impacto tremendo que va a tener sobre el trabajo”.

Fuente: La Nacion

Publicidad