11 de julio de 2018 13:42 PM
Imprimir

HLB: “Trabajamos para mantener a Tucumán libre de la enfermedad y el insecto vector”

Lo expresó la Ing. Beatriz Carrizo del Área de Fruticultura-Entomología del INTA Famaillá. Resultados del relevamiento del estado sanitario de las plantas cítricas de traspatio en la provincia

El Huanglongbing o HLB es la enfermedad más importante de la citricultura mundial porque ocasiona la muerte de las plantas y no tiene cura. El agente causal es una bacteria floemática Candidatus Liberibacter trasmitida por material vegetal infestada (yemas) e insectos vectores como Diaphorina citri K.

La enfermedad se encuentra presente en gran parte de los países productores de cítricos, donde las primeras detecciones se produjeron en plantas de traspatio. En Argentina, D. citri fue detectado en Entre Ríos en 1984 y, en el 2012, se descubrieron plantas con Candidatus Liberibacter en Misiones. Posteriormente, las intercepciones se incrementaron abarcando otras provincias hasta que, en el año 2017, aparecieron nuevos focos de D. citri y HLB en Chaco, Formosa y Santiago del Estero.

Con estos antecedentes, investigadores del INTA Famaillá iniciaron un trabajo para relevar el estado sanitario de las plantas cítricas de traspatio ubicadas en las principales rutas de ingreso a Tucumán y en pequeños productores vinculados a los programas de intervención del INTA. El objetivo es fortalecer las medidas de prevención y contribuir a mantener a Tucumán como zona libre de la enfermedad y el vector.

El trabajo a campo se realizó entre febrero de 2017 y mayo de 2018. Los relevamientos en las rutas consistieron en registrar, cada 8 km (distancia menor a la establecida en un plan de contingencia), la presencia de cítricos, revisar su estado sanitario y entrevistar a los propietarios de cada predio. Las visitas fueron complementadas con una capacitación in situ sobre la problemática y el procedimiento de monitoreo, con la entrega de materiales gráficos para identificar los síntomas de la enfermedad, el insecto vector y los hospederos alternativos como la Murraya paniculata.

Las plantas monitoreadas fueron georreferenciadas, con el registro de la especie cítrica, número, edad, origen, destino de la fruta y presencia o ausencia de síntomas de HLB, D. citri y los potenciales enemigos naturales del insecto vector. Los datos fueron cargados a un SIG (Sistema de Información Geográfica) y, posteriormente, serán volcados en el sitio web de GEOINTA.

Se evaluaron 6.826 plantas cítricas y no se detectaron síntomas de HLB ni individuos de Diaphorina citri. El 90% de las plantas observadas fueron cítricos dulces (naranjas, mandarinas y pomelos). La edad promedio de las mismas fue de 17 años. El destino de la producción fue para consumo familiar o comercialización en mercados locales como verdulerías o el Mercofrut. El 70% del material evaluado fue adquirido a través de canales de comercialización no reglamentados, ante lo cual se debe considerar que al momento de la plantación no existían normativas vigentes relacionadas a la prevención del HLB. Los enemigos naturales más abundantes de D. citri fueron los coccinélidos (predadores generalistas), conocidos como vaquitas.

En cuanto a la presencia de plantas de Murraya paniculata, fue detectada en centros urbanos de Monteros, Simoca y Villa Quinteros; información que fue enviada a las autoridades del SENASA (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria) para proceder a la erradicación.

Fuente: Agromeat

Publicidad