12 de julio de 2018 05:24 AM
Imprimir

Te contamos todos los detalles del nuevo etiquetado europeo para los carburantes

El día 12 de octubre entrará en vigor el nuevo etiquetado europeo de compatibilidad entre carburantes y vehículos. El objetivo es mejorar la información a los consumidores debido a la gran variedad de combustibles existentes. Te explicamos en qué consiste

Si dentro de unos meses acudes a tu estación de servicio habitual para repostar gasolina 95, gasolina 98 o diésel, has de saber que no encontrarás este tipo de nomenclaturas en ningún surtidor. El 12 de octubre entra en vigor el nuevo sistema de etiquetado europeo para carburantes y, con esta normativa, cambiará el nombre de todos los combustibles del mercado.

El objetivo de la Unión Europea es mejorar la información que reciben los consumidores debido a la gran variedad de combustibles y tipos de vehículos existentes; en definitiva, crear un etiquetado común para que repostar cualquier vehículo en Europa sea más sencillo. En total, son 28 los países de la UE donde se aplicará la nueva normativa, incluido España, pero también utilizarán este sistema el resto de países del Espacio Económico Europeo –Islandia, Liechtenstein y Noruega-, así como Macedonia, Serbia, Suiza y Turquía.

 

¿Cómo se utiliza el nuevo etiquetado?

Qué combustible utilizar

Está claro que, al principio, todos los usuarios tendremos dudas para repostar, pero la Unión Europea se ha propuesto hacer las cosas de manera sencilla y un sistema de etiquetado servirá para sacarnos de dudas. Podremos encontrar estos distintivos en los surtidores de las gasolineras y en el interior de la tapa del depósito de todos los vehículos nuevos, por lo que solo habrá que buscar la manguera de combustible etiquetada con el mismo distintivo que nuestro vehículo.

Las nuevas etiquetas también estarán presentes en los manuales de usuario de los vehículos nuevos, pudiendo aparecer también en los manuales electrónicos disponibles a través del centro multimedia del vehículo. De la misma forma, los concesionarios de vehículos contarán con estos distintivos para informar a los clientes sobre el tipo de combustible que utiliza cada modelo ofertado.

 

¿Cuáles son los nuevos nombres para los combustibles?

Por un lado, el etiquetado utilizará símbolos geométricos para distinguir entre la gasolina, el diésel y los combustibles alternativos, como el LPG -gas natural licuado-, el GNC -gas natural comprimido-, el LNC -gas licuado de petróleo- o el H2 -hidrógeno-. Para ello, se utilizará un círculo para la gasolina, un cuadrado para el diésel y un rombo para el resto de combustibles mencionados.

Por otro lado, dentro de cada símbolo geométrico encontraremos los nombres de cada carburante en función de su composición. Hasta ahora, la gasolina se identificaba según su grado de octanaje, pero, a partir del 12 de octubre, será el nivel de etanol lo que determine su tipología. De esta forma, la gasolina pasará a llamarse “E” y será de tres tipos: E5, E10 o E85; cada uno de ellos indicará el tanto por ciento de etanol que acepta cada coche: 5%, 10% o el 85%.

etiquetado_europeo_combustibles_autofacil

En el caso del diésel, se identificará con la letra B, de biodiesel. Cada tipo de este carburante será etiquetado con número que se refiere al porcentaje de biodiesel que contiene ese tipo de combustible. Así, habrá tres tipos de diésel: B7, B10 y XTL, este último para identificar el diésel de tipo sintético, también conocido como parafínico.

Si hablamos del resto de carburantes, el hidrógeno se denominará H2, el gas licuado de petróleo será el LNC, el gas natural comprimido se etiquetará como GNC y, por último, el gas natural licuado se reconocerá por las siglas LPG.

Recuerda, a partir del 12 de octubre, para repostar tu coche solo deberás seleccionar la manguera de carburante etiquetada con el mismo identificativo que aparece junto a la boca de llenado de tu vehículo. En el caso de los vehículos que no tengan etiqueta, es decir, los que no son nuevos, es recomendable pedir ayuda en la estación de servicio para salir de dudas y no repostar el carburante equivocado.

Fuente: www.autofacil.es

Publicidad