13 de julio de 2018 10:28 AM
Imprimir

Avanza el proyecto Ammonia Trapping

Para reducir las emisiones ganaderas de gas de amoniaco a la atmósfera y reutilizarlo como fertilizante para agricultura.

Ammonia Trapping es un proyecto totalmente innovador que consiste en el desarrollo de una membrana con la capacidad de atrapar las moléculas de gas de amoniaco (NH3) liberadas a la atmósfera. Tras este proceso, el amoniaco resultante es transformado en sal de amonio, un fertilizante de gran valor agronómico y económico. Se trata de un proyecto que forma parte del Programa Life y en él participan la Universidad de Valladolid, el Itacyl, la Fundación General de la Universidad de Valladolid así como Deporcyl, Enusa, Inderen y Avícola Ciria.

Su objetivo contribuir a la aplicación, actualización y desarrollo de la política y normativa comunitarias en materia de medio ambiente, en particular en lo referente a la integración del medio ambiente en las demás políticas y al desarrollo sostenible en la Comunidad Europea, así como a la exploración de nuevas soluciones a los problemas ambientales de dimensión comunitaria.

Este proyecto se desarrolla en 3 fases que pasan por el diseño de prototipos para atrapar el amoniaco en la atmósfera y el amonio disuelto, la construcción e instalación de dichos prototipos en las granjas y el seguimiento de la captura del amoniaco.

Por el momento se han instalado dos prototipos y con las membranas del proyecto Ammonia Trapping, se puede recuperar el amonio de los residuos ganaderos para su valoración como fertilizante. Este se genera directamente dentro de las propias membranas ya que al combinarse el amoniaco capturado con el ácido sulfúrico, que circula por el interior de las membranas, se forma sal de amonio (sulfato amónico), un fertilizante igual al comercial pero con menor coste para el medioambiente.

Fuente: Eurocarne

Publicidad