13 de julio de 2018 10:09 AM
Imprimir

El USDA proyecta una mayor cosecha de soja en EE.UU., Brasil y Argentina

El dato surge del último informe de la entidad y podría generar una tendencia bajista en las cotizaciones. También se espera más maíz en Estados Unidos

En los próximos meses, las cotizaciones de la soja podrían sentir el impacto de las importantes cosechas que se esperan en Estados Unidos, Brasil y la Argentina. “El último informe del USDA acaba de aumentar la producción de soja norteamericana en un millón de toneladas (la cosecha superaría las 117 millones de toneladas) y la de Argentina en el mismo volumen (pasaría de 56 a 57 millones de toneladas)”, contó Pablo Adreani, analista del mercado de granos.

El USDA también estima que la producción brasileña va ser récord, con unas 120,5 millones de toneladas. “En el mercado también habrá que seguir de cerca lo que hace China, que parece que va a reemplazar la soja de Estados Unidos con más importaciones de harina, en lo que es todo un cambio de paradigma”, adelantó Adreani.

En relación con el maíz, el USDA aumentó la producción de maíz en Estados Unidos en 5 millones de toneladas. Así, la cosecha de los “farmers” crecería de 356 a 361 millones de toneladas. “Es un incremento importante e impacta en las exportaciones americanas. Es de esperar un sentimiento bajista para Chicago, con posibilidad de que arrastre hacia la baja al mercado global en países como Brasil y la Argentina”, advirtió el analista.

Adreani recordó que las cotizaciones para el maíz de la nueva campaña en la Argentina venían firmes, por la demanda que se esperaba durante el 2019. “Con esta corrección que hace el USDA respecto de la cosecha en EE.UU. se ingresa en un cono de dudas respecto de si se va a mantener la firmeza. Hay que estar atentos para ver cómo reacciona el mercado”, reconoció.

El especialista también destacó que el USDA proyecta una producción mundial de algodón de 120 millones de fardos, con un ligero aumento en la cosecha de Estados Unidos.

“En los próximos años, se espera que China acelere sus importaciones y se convierta en el primer importador mundial hacia 2025. Esto implica que la demanda del cultivo será muy firme y es una excelente oportunidad para la Argentina”, concluyó Adreani

Fuente: Clarin

Publicidad