15 de julio de 2018 22:07 PM
Imprimir

Concentración de la industria, con predominio brasileño

En Estados Unidos, los ganaderos parecen más preocupados por la "oferta cautiva" de la que disponen los frigoríficos

En Estados Unidos, las cuatro empresas frigoríficas más grandes concentran el 85 por ciento de la faena de ganado gordo. Tyson Foods, con seis plantas, tiene una capacidad de faena diaria de 29 mil cabezas, siguiéndole JBS USA, que con nueve plantas tiene una capacidad también de 29 mil cabezas diarias. La tercera es Cargill, con seis plantas y 23 mil cabezas y le sigue la National –recientemente adquirida por la brasileña Minerva–, con dos plantas y una capacidad de 12 mil cabezas diarias.

 

Capitales brasileños

Llama la atención que dos de las cuatro empresas más grandes sean propiedad de capitales brasileños. Las cuatro empresas más grandes tienen una capacidad de faena diaria de 93 mil cabezas, sobre una capacidad total de la industria de 110 mil cabezas diarias.

Periódicamente, los productores norteamericanos acusan a la industria de “abuso de posición dominante” y de manipulación de los precios del ganado, pero hasta ahora la mayoría de las demandas judiciales iniciadas por los ganaderos han sido desestimadas, debido a las dificultades para probar un eventual acuerdo entre las empresas para bajar los precios de mercado y lograr así ganancias extraordinarias.

Por otra parte, en los últimos 20 años la industria frigorífica concentrada ha alternado ciclos de fuertes ganancias con ciclos de fuertes pérdidas. Los defensores de este estado de cosas sostienen que la única manera que los costos de faena y despostada sean lo más bajos posibles –y que el precio que paga el consumidor por la carne se traslade en la mayor medida posible al ganadero– es con plantas faenadoras muy grandes (hasta seis mil cabezas/día) que reduzcan y licúen el peso de los costos fijos, variable tan importante en esta industria. En los últimos años, los ganaderos norteamericanos parecen más preocupados por la “oferta cautiva” de la que disponen los frigoríficos a la hora de comprar la hacienda, sea en feedlots propios o de terceros, o hacienda comprometida con anticipación con precio ya fijado.

En Brasil, sobre una capacidad de faena diaria de 221 mil cabezas, JBS participa (datos de 2017) con el 25 por ciento del total de lo faenado; Marfrig con el ocho por ciento y Minerva con el siete por ciento del total, en el marco de una elevada capacidad ociosa de la industria (44 por ciento).

En materia de exportaciones de carne vacuna, JBS participa con el 54 por ciento, Marfrig con el 22 y Minerva con el 19 por ciento del total, según datos de 2016.

Los productores, que recurrentemente elevan a las autoridades reclamos sobre el alto grado de concentración de la industria, sostienen que sus efectos negativos se sienten más fuertemente en los estados con mayor densidad de hacienda.

 

Uruguayos

En Uruguay (datos de enero-mayo de 2018), el grupo brasileño Marfrig, con cuatro plantas, participa con el 22,6 por ciento de la faena, mientras que Minerva, otro grupo brasileño, con tres plantas, comprende otro 19,3 por ciento de la matanza. El grupo japonés NH Foods, recientemente llegado a Uruguay, ya tiene dos plantas y un 13,43 por ciento de la faena, y la empresa Foresun, de capitales chinos, comprende otro 6,1 por ciento. Así, cuatro empresas extranjeras, con 11 plantas, faenan el 61 por ciento del total.

En Paraguay, la empresa brasileña Minerva, que trabaja seis plantas, comprende cerca del 50 por ciento de la matanza de ese país.

Ignacio Iriarte

Fuente: AgroVoz

Publicidad