16 de julio de 2018 12:12 PM
Imprimir

Quickfood: menos mal, pero igual sigue mal !!!

Los tres meses del año no fueron tan malos como los del previo pero siguen siendo malos, marcando al menos cinco años consecutivos en que comienza el contable perdiendo dinero. Ella nos dice que es responsable de dos tercios del mercado de hamburguesas en el país, y de un tercio del de salchichas, por lo […]

Los tres meses del año no fueron tan malos como los del previo pero siguen siendo malos, marcando al menos cinco años consecutivos en que comienza el contable perdiendo dinero.

Ella nos dice que es responsable de dos tercios del mercado de hamburguesas en el país, y de un tercio del de salchichas, por lo que no sólo es el jugador dominante, sino que “roza”una posición monopólica.

 

En la faz productiva cuenta con dos plantas en la provincia de Santa Fe -San Jorge y Arroyo Seco- dedicadas a la producción y envasado de “patys” (su marca es el genérico con el que se conocen las hamburguesas el país), a la faena de bovinos y a producción de vegetales congelados, y una planta en Buenos Aires -Baradero, esta planta opera bajo un acuerdo de crisis firmado con los gremios- centrada en la elaboración de salchichas y fiambres.

 

Como sucede con otras cotizantes, el analista puede intuir la magnitud de la situación por la que atraviesa, en función de la información que nos sumista. Así la vemos retaceando los datos correspondientes a las ventas, donde apenas nos cuenta que fueron 7.805 las toneladas de productos elaborados con marca los que despachó (habían sido 16.919 t en el trimestre 2016).

 

Por el lado de la producción, habla de una faena de 38.708 cabezas (apenas encima de las 38.202 de 2016), exportaciones bajo cuota Hilton de 573 toneladas y una producción de carne para el mercado local de 5.834 toneladas (había sido 6.200 t un año antes), mostrando sólo un incremento significativo (15%) en las toneladas producidas de hamburguesas.

 

En pesos, muestra un incremento de 23% en las ventas (inflación de 25,4%), 9,6% en el bruto, un operativo adverso que acota en 84% y un pretax adverso 54% menor, para quedar con un neto contrario de $76.325.000, frente a los $184 millones que perdía en 2017.

Fuente: El Cronista

Publicidad