19 de julio de 2018 10:53 AM
Imprimir

La importancia de la nutrición en la gestión de los purines

Priorizar una gestión sostenible del purín es uno de los retos más importantes del sector, conocer el volumen real producido y su caracterización en nutrientes para los cultivos es una necesidad. En el año 2000, se publicó el Real Decreto 324/2000 de 3 de marzo, por el que se establecen las normas básicas de ordenación […]

Priorizar una gestión sostenible del purín es uno de los retos más importantes del sector, conocer el volumen real producido y su caracterización en nutrientes para los cultivos es una necesidad.

En el año 2000, se publicó el Real Decreto 324/2000 de 3 de marzo, por el que se establecen las normas básicas de ordenación de explotaciones porcinas, con la primera tabla en la que se regulaban los siguientes valores de referencia de producción de purines y de nitrógeno, aplicables al porcino en función de su aptitud productiva:

Estos valores de referencia se han ido aplicando hasta la actualidad para el cálculo de:

  • La capacidad de almacenamiento en granja.
  • La necesidad de superficie agraria útil, en caso que el purín se valorice agronómicamente.

 

NUEVAS ESTRATEGIAS NUTRICIONALES

Entre el 2002 y el 2003, en Cataluña, se estableció un convenio entre la Asociación de Fabricantes de Piensos (ASFAC) y la Administración de la Generalitat, que permitía ajustar los coeficientes de referencia de producción de nitrógeno (ver Figura 1).

Con la publicación de las mejores técnicas disponibles a través de los BREF1 específicos para la avicultura y el porcino intensivo del año 2003, se estableció por primera vez la “gestión nutricional” como mejor técnica disponible.

 

Como parte de la gestión nutricional, se propone minimizar la excreción de dos compuestos: Nitrógeno y Fósforo.

La gestión nutricional está encaminada a reducir la cantidad de nitrógeno y fósforo no digeridos y catabolizados, minimizando su excreción a través de los purines.

¿Qué valores de reducción obtendremos según la estrategia nutricional?

REDUCIR LA EXCRECIÓN DE NITRÓGENO EN EL PURÍN

» Se debe ajustar el contenido de proteína (PB) en la dieta suministrada a los animales con el fin de disminuir la excreción de nitrógeno en el purín, incorporando bajos niveles de PB y suplementando con aminoácidos sintéticos.

REDUCIR LA EXCRECIÓN DE FÓSFORO EN EL PURÍN

» Incorporar bajos niveles de fósforo no digestible y adicionar fitasas contribuye a disminuir la excreción de fósforo en purín.

A partir del 2009, el convenio establecido entre la ASFAC y la Administración de la Generalitat se regularizó en la normativa -Decreto 136/2009- e incluso se desarrolló mediante un reglamento que detallaba la metodología para justificar reducciones de excreción de nitrógeno superiores al 12%.

Figura 1: Valores de reducción de nitrógeno según la estrategia nutricional, regulada en Cataluña a través del Decreto 136/2009, de 1 de septiembre, en su Anexo 2. Tabla resumen de elaboración propia

 

¿ES POSIBLE ALCANZAR EL NIVEL DE REDUCCIÓN?

Durante los últimos cinco años, en cumplimiento de la regulación catalana y mediante    técnicos independientes, los fabricantes de pienso han llevado a cabo estudios de campo individualizados para ajustarse al Nivel 3 de reducción.

Fuente: nutricionanimal.info

Publicidad