20 de julio de 2018 02:19 AM
Imprimir

EL CAMPO HABLA . . . . .

Postales. La semana para el campo dejó la confirmación de Macri de que no modificará retenciones a la soja (aunque no terminan de creerle). El tema fue motivo obvio de conversación en La Rural esta semana. También lo fue la apuesta por la que parece será la vedette de esta campaña: el trigo.

….mucho frío, y no solo climático, es el que caracterizó a una semana complicada, especialmente para el Gobierno, con los datos de inflación de junio (+ 3,7 %), el “ruido” alrededor de una eventual suspensión del cronograma de recortes a las retenciones de la soja (que el presidente sigue desmintiendo, pero que no se termina de creerle); para colmo con la fatal coincidencia del 10º aniversario de la Resolución 125 de retenciones móviles, que volvió a poner todo sobre el tapete, y el arranque de la edición 2018 de la exposición ganadera en La Rural de Palermo, que, habitualmente, sirve como caja de resonancia y multiplicadora de los avatares del campo y sus sectores relacionados de la agroindustria. Las reuniones de la Mesa de Competitividad Pesquera, la de la carne , en las que estuvo el presidente Mauricio Macri o la de la leche (donde no estuvo), aunque no registraron mayores avances sirvieron para “medir la térmica de rubros con suerte irregular ya que, mientras la exportación de carne está pasando un buen momento (y los frigoríficos exportadores están recuperando márgenes fuertemente que aún no “derrama” sobre la cría y engorde), en el caso de la pesca lo único que logró “sacar la nariz del agua” es el langostino, mientras el resto sigue mal, y en lechería el escenario es cada vez más complejo. También los polleros están bastante acosados y se habla de precios promedio en granja de $5, contra costos de producción que ya superan los $6,50 por lo que, a pesar de la mejora en la competitividad de la exportación por el salto del tipo de cambio, algunos prevén más ajustes internos todavía.

…que, mientras las internas están a full, desde el seno del propio Gobierno, hasta las entidades, incluyendo la vieja Mesa de Enlace 2008, versus la nueva versión en la que no todos están demasiado de acuerdo con la “popularidad” de los anteriores, los productores del campo están a full con la siembra de cebada, que se mantendrá similar al ciclo anterior, con un millón de hectáreas, aproximadamente, y el que parece que será la vedette de esta campaña: el trigo. De hecho, con reservas de humedad entre buenas y óptimas en casi todas las zonas productivas, y temperaturas hasta 4º C por debajo de las medias para la época (lo cual es muy bueno para el cereal), apenas estaría faltando un 10% de la superficie prevista de 6 millones de hectáreas, lo que hace suponer que incluso, podría superarse esta área, y con condiciones “Niño” como las que se esperan para los próximos meses, entonces lograr, finalmente, una cosecha récord “real” de 20 millones de toneladas o más, lo cual constituye una muy buena noticia para el sector, pero más aún para el país. Lo que no se sabe aún, es que va a pasar con la campaña de granos gruesos, especialmente maíz y soja, muy golpeados en los últimos 3 años, y ahora enfrentando la inestabilidad que está imponiendo la política, muy negativa para cualquier inversión, y más aún de mediano-largo plazo como la del campo. Lo que ya se sabe es que la campaña que acaba de cerrar, y que ni siquiera anunciaron las autoridades, dista mucho de los resultados “oficiales” que figuran en los papeles. Es que frente a los no más de 95-98 millones de toneladas que estiman los privados más optimistas, la cifra de 111 millones de toneladas de Agroindustria suena tan increíble como los 123 millones de toneladas de Cristina de Kirchner en 2015. Ahora, soportando aún ese arrastre que nunca fue corregido, y aunque todavía falta 20% del maíz (además de los 2 millones de hectáreas que ya dan como “no” cosechables), la cartera calcula que se recolectaron 37 millones de toneladas de soja y 44 millones de maíz (¡¡), mientras que el mercado habla de 32 y 35, respectivamente. Lo concreto es que mirando la campaña anterior, hubo apenas 15,5 millones de hectáreas cosechadas de soja (cuando llegaron a superarse las 21 millones de hectáreas en campañas anteriores(, mientras que el maíz está en 5,6 millones de hectáreas contra las casi 9 millones que anunciaba meses atrás el Ministerio.

…que, las dudas de los sectores productivos no son pocas, y si bien el campo recibió una “buena mano” de parte del presidente Mauricio Macri durante la conferencia de prensa del miércoles, en la cual el mandatario reconoció el aporte y la importancia que tiene la producción de alimentos para intentar mejorar los resultados de la balanza comercial muy deficitaria hoy para el país, sigue el malestar por la inestabilidad. Por caso, las dudas sobre la continuidad de los reembolsos a distintos rubros; la eventual postergación de los recortes de Ingresos Brutos en las provincias, los precios de los combustibles y el cronograma de ajuste de tarifas, son solo algunos de los ítems que impiden hacer presupuestos más ciertos, y que provocan malestar hoy entre los productores. También sería lo que hace que Macri “tema” enfrentar la Tribuna de Palermo en la inauguración oficial del sábado 28 y que toman algunos funcionarios de su entorno para justificar que el Presidente “no” asista a la tradicional muestra (como si hizo en los años anteriores) tal como adelantó Ámbito Financiero hace una semana atrás.

Fuente: Ambito Financiero

Publicidad