27 de julio de 2018 12:08 PM
Imprimir

Tras el “supermiércoles”, incautan carne y exigen limpieza en VEA Tandil

Por una denuncia de un particular, esta mañana la repartición municipal secuestró cerdo de origen brasilero. El gerente se excusó en la masiva visita de clientes por la promo del Bapro.

Un productor porcino de la vecina localidad de Rauch visitó el supermercados VEA Tandil y detectó en las heladeras carne de cerdo de origen brasilero expuestas a temperaturas muy por encima de las exigidas por la ley, y tras la denuncia actuó la Dirección de Bromatología municipal, que esta mañana incautó 16 kilos al tiempo que se objetaron las condiciones de limpieza.

Así lo confirmó a LA VOZ el veterinario Federico Sánchez Choppa, titular de la repartición que tiene el poder de policía.

Luciano Barberis, en su cuenta de Facebook, publicó que en el comercio de calle Alem venden “carne descongelada con un vencimiento de 2 días y la mantiene en -5 grados, cuando debería estar en -18 grados. El artículo 18.284 de la ley alimentaria nacional dice que los productos cárnicos congelados no deben ser descongelados para la venta al público por perder la cadena de frío. Productos de Brasil congelados pero para la venta al público descongelados”, texto que adjuntó con fotografías de la mercadería.
Al notificarse Bromatología, se presentó en la sucrusal Tandil de VEA, elegida por el Bapro para la realización del “supermiércoles”, y “por el impacto que puede tener en la salud pública” incautaron el producto, dijo Sánchez Choppa.

“Las temperaturas era 0 en vez de -18”, manifestó el funcionario para aclarar que esta anomalía no es frecuente y menos en las grandes bocas de expendio. Al parecer, el gerente se excusó ante los inspectores en la promo del 50 % del Banco Provincia, que atrajo a una gran cantidad de clientes en un sólo día, el denominado “supermiércoles”. Dijo que “con tanta gente no pudieron controlar la temperatura”.
Por otro lado, se labró un acta porque la zona presentaba suciedad. En este sentido, por las condiciones de salubridad e higiene, la empresa tiene 24 horas para regularizar la situación. Si no lo hace, se procede a la infracción, elevación al Juez de Faltas, y eventual “cese de actividades”.
Sánchez Choppa explicó que “cada pareja de inspectores visita entre 5 y 6 comercios todos los días. Pero a la vez, ante una denuncia se acude al lugar para controlar. Esto no es habitual, menos en los grandes comercios”, deslizó.

RATAS EN CARREFOUR
Paralelamente, el director de Bromatología recordó que hace aproximadamente un mes y medio, tuvieron que ordenar el cese de actividades en Carrefour sucursal centro, en calle 9 de Julio, a raíz de la presencia de roedores, en tanto que durante dos días el comercio tuvo que implementar una “limpieza profunda”.

Fuente: La Voz de Tandil - Tandil

Publicidad