3 de agosto de 2018 12:17 PM
Imprimir

Nueva vacuna vectorizada del virus de viruela aviar

• En México, el impacto por la Influenza Aviar H7 ha sido muy alto debido a bajas en la producción de huevo, mayor mortalidad y sacrificio de animales, menor peso corporal, cuarentenas, aumento en el gasto en medicinas y restricciones comerciales. • Aprobado por las autoridades mexicanas, este biológico es exclusivo para México y estará disponible a partir de agosto, existe la posibilidad de que en un futuro pueda comercializarse a otros países

Boehringer Ingelheim Animal Health (BIAH) anuncia la introducción de “Trovac Prime 7”, su nueva vacuna vectorizada del virus de viruela aviar, con el objetivo de brindar nuevas alternativas a los avicultores nacionales y generar inmunidad rápida y temprana para proteger a sus aves contra los desafíos de la infección por Influenza Aviar (IA) tipo H7 de alta patogenicidad.

 

Aprobado por las autoridades mexicanas, este biológico para pollos de engorda, aves reproductoras y de postura comercial, fue desarrollado por la farmacéutica, exclusivamente para México, al analizar las necesidades específicas del mercado, y estará disponible a partir de agosto del 2018; sin embargo, existe la posibilidad de que en un futuro pueda comercializarse a otros países.

 

El impacto económico para la industria avícola nacional a causa del virus de (IA) H7 ha sido muy alto debido a las pérdidas asociadas a, mayor mortalidad y sacrificio de animales, menor peso corporal, cuarentenas, aumento en el gasto en medicinas y restricciones comerciales. En el 2012 México vivió una crisis con el subtipo H7N3 que afectó a numerosas granjas del occidente del país, principalmente Jalisco, y obligó a sacrificar a más de 22 millones de gallinas de postura[i] con pérdidas totales por hasta nueve mil 500 millones de pesos[ii].

 

Sin embargo, a pesar de superar dicho problema con la participación de autoridades de gobierno, productores y farmacéuticas veterinarias como BIAH, aún existen recurrencias de alertas por brotes de esta enfermedad. Por ejemplo, en marzo de este año, SENASICA reportó dos focos de influenza H7N3 en los estados de Querétaro y Guanajuato que, si bien no afectaron a granjas comerciales, provocaron el sacrificio y muerte de más de 2,600 aves[iii], de ahí la importancia de reforzar las estrategias preventivas, sobre todo por riesgos de importación.

 

“Estamos orgullosos de ofrecer una vacuna de nueva tecnología con el vector viruela que, además de brindar una protección sumamente prolongada y estable en materia de anticuerpos, es también flexible y práctica al no limitar el uso de otras vacunas vectorizadas como aquellas contra enfermedades de Marek y Gumboro, que afectan del mismo modo a la industria, afirmó Ramón Ochoa Macías, Director Asociado del Segmento de Aves de la división veterinaria de Boehringer Ingelheim México.

 

El director hizo hincapié en que la influenza aviar, al ser un virus que evoluciona constantemente a causa de mutaciones y apariciones de nuevos subtipos, se convierte en una amenaza continua de salud para los animales y, en algunos casos, también para los humanos[iv]. Señaló que tan sólo en los últimos cinco años, el número de subtipos registrados de gripe aviar a nivel mundial ha incrementado en un 300%, siendo las variables de las cepas H5 y H7 las de más alta patogenicidad y las cuales han afectado a 68 países[v].

 

En marzo del 2017 el Consejo Técnico Consultivo Nacional de Sanidad Animal (CONASA) recomendó mantener un sistema ágil de vigilancia y renovación de la cepa H7 cada dos años, entregando a la industria farmacéutica secuencias genéticas del virus para contar con vacunas que garanticen su correcto control.

 

Es importante destacar que la supervivencia del virus es muy prolongada, principalmente en las heces de los animales infectados donde llega a prevalecer hasta por 35 días si se encuentra a bajas temperaturas[vi]. “Nuestra vacuna ha arrojado excelentes resultados al disminuir la excreción viral, reduciendo así los desafíos por entornos agresivos a los que se ven expuestos los avicultores mexicanos”, indicó Ramón Ochoa.

 

Francisco Rojo Barrañón, Médico Veterinario Zootecnista y Gerente Técnico de Boehringer Ingelheim Animal Health, dijoTrovac Prime 7 ha demostrado resultados de protección extraordinarios tanto en el Southeast Poultry Research Laboratory (SEPRL) del United States Department of Agriculture  (USDA), como en el Centro Nacional de Servicios de Diagnóstico en Salud Animal (CENASA) en México. La vacunación en el primer día de vida protege localmente y vence la interferencia de anticuerpos, su replicación en la piel y tejido en el área de la cabeza confiere una protección contra la entrada natural del virus, mejorando su resistencia comparada a otros programas de inmunización tradicionales”, explicó.

 

Boehringer Ingelheim Animal Health produce vacunas avícolas de vectores, multivalentes, vivas, inactivadas y efervescentes para proteger a las aves contra múltiples enfermedades en todo el mundo. También, pone a disposición herramientas de diagnóstico y monitoreo, así como tecnologías innovadoras de administración de vacunas por incubación.

 

“En breve tendremos el complemento de Trovac Prime 7 con VOLVAC BEST H7, vacuna con un sistema de tecnología de expresión con Baculovirus ya aprobada por nuestras autoridades sanitarias en México, la cual brindará mayor seguridad para los avicultores nacionales, con el fin de que el país siga por el camino de una avicultura sana, confiable y competitiva”, concluyó Gerald Behrens, Director de la División de Salud Animal de la compañía.

Fuente:

Publicidad