7 de agosto de 2018 17:09 PM
Imprimir

Pronostican que la devaluación favorecerá a las economías regionales, si el dólar le gana a la inflación

Beneficiaría a aquellos sectores de la producción que son más exportadores y tienen menos costos polarizados, según un informe del economista de la Fundación Mediterránea

“Si la inflación no se dispara, la última devaluación no pasaría desapercibida en la economía argentina”, destaca un informe elaborado por el economista Jorge Day, de la Fundación Mediterránea y sostiene que este escenario provocará “ganadores y perdedores en los diferentes negocios”.

En ese sentido, “la situación no es uniforme, ya que existen importantes complejos agroindustriales con alta proporción de costos dolarizados y con una fuerte dependencia del mercado interno, como por ejemplo el azúcar, los duraznos, la yerba mate y los vinos genéricos”, refleja el documento, que recuerda la existencia de muchos productos de las economías regionales que se destinan mayoritariamente a la exportación, como es el caso del té, el limón, las ciruelas, los porotos, peras, aceitunas y ajos, además de los sectores más conocidos como la soja y el trigo.

El economista sostiene que los efectos de las devaluaciones anteriores (inicios de 2014 y finales de 2015) se diluyeron rápidamente con la inflación, “pero la devaluación del primer semestre no solo ha sido más fuerte, sino que puede diluirse en un tiempo mayor, debido a la contracción de las ventas internas y a un mayor impacto de las políticas fiscal y monetaria. Eso implica que será más perdurable sobre el agro y favorecerá más a aquellos que son más exportadores y además que tengan menos costos dolarizados“, comentó.

 

Dentro de los sectores exportadores y con bajos costos dolarizados, están las producciones de ajo y poroto. Las que peor posicionadas estarían, son aquellas con baja presencia en el mercado externo y costos más dolarizados, como durazno y azúcar

Ingresos y Costos

En materia de costos, la producción primaria se orienta a ser más intensiva en mano de obra y con bajos costos dolarizados

En materia de costos, la producción primaria se orienta a ser más intensiva en mano de obra y con bajos costos dolarizados

En el informe, Jorge Day subrayó que las producciones de la región pampeana serían las más beneficiadas al ser más exportadoras, pero juegan en contra los efectos de la sequía, la guerra comercial entre China y Estados Unidos y la amenaza de la vuelta de las retenciones. Sobre lo que sucede en las otras regiones productivas del país, “no es claro el efecto, puesto que el agro cuenta con productos muy exportables y otros que no lo son tanto“, comentó Day.

En la presentación de Day se menciona el caso de los ingresos, donde es clave qué porcentaje de su producción se destina a las exportaciones tanto sin elaborar como industrializada.

Además de tener en cuenta el impacto que el dólar tiene en estas producciones, hay otras cuestiones que afectan, por ejemplo el precio internacional, con fuertes bajas en la soja en los últimos meses debido a la guerra comercial entre China y Estados Unidos. Pero hubo baja en los precios del azúcar, por problemas del sector en el norte de nuestro país y en el precio externo del ajo, ante la invasión de los productos chinos.

Otro tema que se advierte, es la fuerte dependencia que tienen muchas de nuestras producciones con el mercado de Brasil, como pueden ser la oliva y las frutas industrializadas, como ciruelas y duraznos. En la primera mitad del año, Brasil ha importado más de algunos productos argentinos, entre los cuales aparecen las manzanas, trigo y aceite de oliva.

Impacto sobre los precios al productor

En producciones frutales, como peras y manzanas, la devaluación llegó luego de las cosechas, y entonces el efecto seguro no ha llegado a los precios que percibieron los productores

En producciones frutales, como peras y manzanas, la devaluación llegó luego de las cosechas, y entonces el efecto seguro no ha llegado a los precios que percibieron los productores

Un aspecto que resalta el informe es la dinámica de los precios pagados al productor primario, ya que en muchos casos el productor elabora materia prima de otros bienes y por ende el precio para el productor depende principalmente del precio de esos bienes.

Según el economista de la Fundación Mediterránea, en soja la devaluación ha compensado la caída de los precios internacionales, algo que no ocurrió lo mismo con la producción de ajo

En aquellas producciones que se destinan más al mercado interno que al externo, el precio que se le paga al productor también depende de la cosecha: hubo buena cosecha de vinos y una buena parte se destina a elaborar vinos genéricos, que se venden internamente, y eso explica el bajo precio de la uva. Y algo similar sucedió con las frutas de carozo, como ciruelas y duraznos.

En lo que respecta a la yerba mate, su precio es regulado, y según los comentarios “el precio sería bajo”, aseguró Day, y agregó, “aunque hubo una menor cosecha en la temporada anterior, hay otros factores, como mayor stock, que pueden estar tirando hacia abajo esos precios”.

Fuente: Infobae

Publicidad