9 de agosto de 2018 11:44 AM
Imprimir

¿Cuáles son y cómo adaptarse a las nuevas disposiciones para el transporte de carga?

Este fue el tema por el que la Cámara de Transportistas de General Villegas que preside Oscar Oronoz organizó días pasados una charla técnica que llevó adelante Cristian Sanz de FADEEAC

El integrante del equipo técnico de la entidad nacional explicó que el proyecto que llevó tres años de trabajo, tuvo su primer planteo precisamente en General Villegas, donde en una reunión surgió la necesidad de contar con una alternativa a los bitrenes; hasta ese momento, los transportistas solamente habíamos recibido un Decreto en el que se explicaban los alcances de la nueva medida bajo la denominación de bitrenes, recordó.

Considerando que eso no era suficiente para dar al transporte de carga una solución inició el trabajo que incluyó el asesoramiento de los fabricantes de equipos, con los que se logró aumentar la capacidad de carga, aumentar la seguridad vial y que ello demande una inversión razonable.

Actualmente las alternativas existentes van desde las 45, 52,5, 55,5, 60 hasta las 75 toneladas.

Esto es un hito sostuvo Sanz, considerando que hace 54 años que el transporte en el país carga 45.000 kilogramos; se superó una barrera que fue acompañada por el cuidado de las rutas, ya que se incorporaron nuevos ejes, sistema de frenos abs, entre otras mejoras como luces especiales, protección de ciclistas, sin que se pierda de vista la productividad y vida útil del vehículo.

Este logro incluyó también a las terminales de camiones con las que se acordó una potencia determinada. Hoy está están establecidos 6 cv por tonelada hasta 55,5 tn. y 6,75 cv para 55,5 tn hacia adelante.

Los vehículos que actualmente ruedan por las rutas del país se deben ajustar a esta nueva disposición, ello hace que las rutas se vean beneficiadas, reiterando que la incorporación de nuevos ejes, permite una mejor distribución de la carga, sin que ello altere los anchos o los largos, ni las capacidades de la carga sobre los ejes.

Los que se tuvo en cuenta con estos cambios es la conservación del patrimonio vial, especificó.

A la hora de poner en práctica lo establecido existen dos posibilidades, la adquisición de nuevos equipos, o la modificación de los actuales en talleres homologados, obligando esto a un análisis si el costo de la inversión justifica o no de acuerdo al rodado que estemos usando.

Como cierre y a modo de sugerencia, sostuvo que antes de llevar adelante cualquier inversión busquen asesoramiento en la Cámara de Transportistas que ésta esta en permanente contacto con el departamento Técnico, el que además de capacitar a los transportistas, se encuentra abocada a hacer llegar la información a los dadores de carga para que también se adapten a estas nuevas disposiciones.

Fuente:

Publicidad