1 de septiembre de 2018 11:20 AM
Imprimir

De Argentina al mundo, cómo triunfa un grupo unido de apicultores

La cooperativa apícola Pampero es un caso exitoso de asociativismo que desarrolla y exporta productos propios

¿Cómo hizo un grupo de apicultores del sudeste bonaerense para convertir su miel en  múltiples productos? ¿O para participar en la generación de un medicamento anhelado hoy por Europa? La respuesta tiene una historia y un nombre: Cooperativa de Trabajo Apícola Pampero Ltda (CAP)

Cuentan que todo comenzó por el año ’95, cuando el Ministerio de Agroindustria fomentaba el asociativismo entre productores a través del programa Cambio Rural. Ese año se formó el Grupo Pampero y, a través de un subsidio, se le pagaba a un técnico por tres años para que asesorara. Cuando vieron la necesidad de autosustentar ese asesoramiento, nació la idea de formar una cooperativa y el proyecto se hizo realidad en 2012.

“Nosotros trabajábamos en el asesoramiento de los grupos. Veíamos que eso no funcionaba en el 90-95% de los casos porque, cuando el subsidio se terminaba, el productor no podía seguir pagando. Así que buscamos otros mecanismos para que se autofinanciara”, rememora Elian Tourin, hoy presidente de la cooperativa.

En ese entonces conformaron la entidad, compraron maquinarias y hasta patentaron un medicamento orgánico para abejas. Eran 17 personas, entre asesores y apicultores. Hoy en día se dividen entre la cooperativa, que asesora con 23 miembros, y la Cámara de Apicultores Pampero con cerca de 250 productores.

Tourin aclara esta división: “Nos juntamos la comisión directiva de la cámara y el consejo de la cooperativa y vamos trabajando en conjunto entre los dos. Tenemos pautas de trabajo en común y establecemos juntos los precios. Para que legalmente sea bien prolijo se plantea por separado, es lo que nos han recomendado”.

Ellos se definen como un grupo interdisciplinario (de edad promedio 30 años) que trabaja con la filosofía cooperativista en busca de herramientas que contribuyan al desarrollo sustentable. Según se lee en la web, se abocan a tareas que van desde la investigación hasta la industrialización pero siempre siguiendo un lema: “Somos una organización de apicultores,
para los apicultores”.

Medicinas y cerveza

La cooperativa se sostiene económicamente con la generación y venta de productos propios y sin dudas la joya es el Aluén CAP, un medicamento orgánico para abejas. En 2016 iniciaron la producción y a la fecha se vende en Argentina a través de 90 proveedores, principalmente otras cooperativas. Actualmente exportan el medicamento a Uruguay y Chile, con un contrato avanzado en Nueva Zelandia y tratativas con Europa.

“El objetivo es producir todos los insumos que podamos para la apicultura desde acá. Hemos creado insumos 30% más baratos. Desde un medicamento hasta una maquinaria para trabajar la miel. Bajamos el costo”, detalla el presidente de la entidad.

Como ocurre con las cooperativas, le compran a los apicultores el producto a gran escala y después le agregan valor para revenderlo fraccionado. En eso cuentan los estudios de marketing, diseño y packaging que realizan, más los convenios con cadenas de supermercados y la elaboración en conjunto.

En esa línea, están lanzando al mercado cuatro cervezas artesanales con miel y planean trabajar con un espumante dulce, otro seco y un vino de mesa. Además, con el apoyo del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) esperan concretar un sueño este verano: un laboratorio propio para producir productos veterinarios.

“La mirada tiene que ser integral, los valores cooperativos tienen que estar y hay que ser pragmático. No es una fundación, es una empresa con valores cooperativos, de equidad, y tiene que pelarla como cualquiera empresa”, reflexiona Tourin a modo de conclusión.

Despiece: El cooperativismo del mundo, en Buenos Aires

El 11 de setiembre se realizará en Capital Federal el primer Congreso Internacional de Cooperativismo Agroindustrial, organizado por CONINAGRO. Si bien desde el día anterior habrá una variedad de actividades relacionadas, ese día en la Sede de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires se darán cita especialistas, empresarios y políticos para hablar de experiencias exitosas de asociativismo.

Además de la CAP, irá por parte de Mendoza el presidente de FECOVITA y de ACOVI, Eduardo Sancho. El panel se completará con otras experiencias argentinas y con invitados de España, Francia y República Checha. Se espera asimismo la asistencia del gobernador mendocino Alfredo Cornejo y de su par de Salta, Juan Manuel Urtubey.

Fuente:

Publicidad