3 de septiembre de 2018 11:26 AM
Imprimir

“El mundo va a necesitar carne”

Con una importante convocatoria, que se estima superó a las 600 personas, se llevó a cabo el jueves la jornada a campo del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA). Esta actividad se desarrolló en el establecimiento La Leopoldina, en cercanías de Copetonas. Durante la apertura del encuentro, el consejero del IPCVA por […]

Con una importante convocatoria, que se estima superó a las 600 personas, se llevó a cabo el jueves la jornada a campo del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA). Esta actividad se desarrolló en el establecimiento La Leopoldina, en cercanías de Copetonas.

Durante la apertura del encuentro, el consejero del IPCVA por Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Grimberg, destacó la presencia de los jóvenes y remarcó que “eso demuestra que la ganadería argentina tiene futuro”. Sobre “Un campo con objetivos claros, nutrición y genética para lograr carne de calidad”, disertó el propietario del establecimiento, Franco Faldini, quien relató su historia familiar y los ejes principales para mantener su producción ganadera de alta calidad.
Entre ellos, Faldini destacó la necesidad de adaptarse pensando en la simplicidad y flexibilidad para hacer frente a las limitantes productivas y a los obstáculos que presenta la coyuntura. También valoró la organización del IPCVA y el intercambio que surgió con los asistentes durante su conferencia. “Es muy buena la idea que en estas jornadas de campo el productor no se quede con las dudas”, afirmó.
Dijo además que la tecnología que utilizan es fácil de comprender; “lo novedoso está en nuestra cabeza”, manifestó y reiteró que las propuestas que aportaron son sencillas, sobre todo tratando de identificar los puntos débiles de cada empresa.

Un equipo 
Mencionó que su equipo de trabajo lo forman su hermano que es administrador –también recordó a su padre fallecido como la base de la empresa y eje fundamental- y cuentan con el apoyo de Marcos García -el encargado que cubre la parte agrícola-, Rodrigo Brea, veterinario muy entusiasta, Daniel y Gerardo que están en ganadería y “quieren mucho a los animales, a los que cuidan, y entendieron el criterio que manejamos”.
Se refirió a los hermanos Bustingorri, de Saladillo, como los maestros del manejo. Indicó que introdujeron un criterio de evaluación mucho más objetivo; “gracias a ellos me convencí de la posibilidad de armar una cabaña”, sostuvo.
Evaluó la perspectiva como muy buena en un país que “es difícil, pero en el mediano y largo plazo, en la producción agrícola y ganadera se puede salvar a la Argentina. Como empresa tenemos que sobrevivir esta tormenta, pero la perspectiva es excelente”, finalizó.
La actualidad 
Sobre la actualidad y las perspectivas para el mercado internacional de carnes expuso el médico veterinario Jorge Torelli, consejero del IPCVA, quien explicó que el impacto de la corrida cambiaria y la suba del dólar pueden llegar a la cadena de las carnes.
Expresó que el novillo Mercosur está en los precios más bajos, pero que habrá que ver cómo termina la escalada del dólar para saber cómo se acomoda la producción. Subrayó la importancia de producir carne ya sea a pasto, a grano. Manifestó con énfasis que “el mundo va a necesitar carne”.
Como ejemplo, puntualizó que Estados Unidos exporta carne fría a China a 19 mil dólares la tonelada y congelado a 10 mil dólares la tonelada, que es el valor que se vende en Argentina el Hilton. Expresó que los mercados necesitan carne de alta calidad. “Los ciclos son largos, por eso hay que dar tiempo para que se desarrollen. Es muy dinámico, la carne bovina va a crecer por lo que la producción y su valor será un buen negocio los próximos años”, señaló.
Dejó en claro que se debe tener muy en cuenta la situación sanitaria porque “los mercados son exigentes. Cuando pagan más, exigen más. Esto obliga a un esfuerzo adicional”.
Finalmente, hizo referencia a la tipificación. “El nuevo sistema es la base del crecimiento de la ganadería argentina –valoró-. Derivará en mejoras de precios respecto a la tipificación, por eso los productores tienen que mirar mucho las pizarras y también la producción que tenemos año a año”, consideró.
El mercado 
Adrián Bifaretti fue otro de los expositores que capacitaron a los productores de La Leopoldina y la región. Allí, el jefe del Departamento de Promoción Interna del IPCVA hizo énfasis en la necesidad de “poner en valor” el mercado interno de carnes.
Al evaluar la distribución de las ventas, explicó que el 85 por ciento lo consumen los argentinos. Observó que los primeros siete meses de este año, en términos comparativos con el mismo período del año pasado, hubo una caída en las ventas minoristas, según información de CAME.
De todos modos, los indicadores de consumo son buenos, creció 8 por ciento la faena y 9 por ciento la producción. La evolución del precio en los últimos meses se ubicó por debajo de la inflación, lo que podría cambiar con la fuerte devaluación del peso. “De acá en adelante el salto del dólar se trasladará al índice de precios y en la medida que los bolsillos se achican y en un escenario de abundante oferta de proteínas cárnicas más baratas, el mercado cárnico va a ser más hostil”, explicó.
Como un aspecto positivo, las exportaciones en el período enero-julio fueron un 65 por ciento superiores a similares meses de 2017. En materia de clasificación y tipificación, dijo que está previsto que se comience a contemplar la calidad de la carne.
“A nivel consumidor vemos desconocimiento, perjuicios y preconceptos de parte de la gente, que asocia algunos atributos a la ternera. Pero no sabe qué hacienda da origen a la carne que más se consume. Todo depende de cómo se maneje el sistema de alimentación, por eso el IPCVA trabaja en el tema y está en la etapa de promocionar carne de novillo. Hay que lograr romper mitos para que desde la demanda existan menos limitantes e integrar los negocios del mercado interno y externo”, concluyó.

Para conocer el manejo
La jornada del IPCVA incluyó una recorrida, con tres paradas a campo. El propietario y los trabajadores del establecimiento mostraron el manejo productivo. En las salidas hubo observaciones sobre vacas de cría, vaquillonas de reposición, novillos y toros. Las ponencias abarcaron temas como la nutrición animal, la genética, valores de la carne, mercados y pastoreo, entre otros.
Fuente:

Publicidad