3 de septiembre de 2018 16:54 PM
Imprimir

En medio de una fuerte reducción del Gabinete, Agroindustria fue degradada a secretaría

Urgido por la crisis fiscal y cambiaria, el Gobierno puso en marcha el recorte del gabinete que fue anunciado por el presidente Mauricio Macri, quien declaró que los ministerios serán reducidos a la mitad. Según fuentes oficiales, los que perdieron grados de ministros aceptaron ser secretarios. Es el caso de Luis Miguel Etchevehere, quien pasará […]

Urgido por la crisis fiscal y cambiaria, el Gobierno puso en marcha el recorte del gabinete que fue anunciado por el presidente Mauricio Macri, quien declaró que los ministerios serán reducidos a la mitad.

Según fuentes oficiales, los que perdieron grados de ministros aceptaron ser secretarios. Es el caso de Luis Miguel Etchevehere, quien pasará a ser secretario de Agroindustria, quedando el ministerio de Agroindustria reducido a secretaría, y funcionando bajo la órbita de Dante Sica, ministro de Producción y el economista con fuertes lazos en el sector industrial. También bajo esta área quedará relegada la de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Jorge Triaca.

Remarcamos que durante el fin de semana hubo diferentes especulaciones al respecto de quién quedaría al frente de Agroindustria; y si seguía o no Luis Miguel Etchvehere, quien finalmente fue confirmado, o bien si asumían Guillermo Bernaudo, Santiago del Solar o Ricki Negri, que también sonó por estas horas.

Pasar de ministerio a secretaria obligará también a achicar la estructura de funcionarios, y quizás también de programa y empleados, lo que se conocerá en estos días. Lo cierto es que el recorte ya se estaba produciendo, y eso quedó confirmado con los despidos de los últimos días que afectaron a 548 personas.

El sector tuvo ministerio desde octubre del 2009, cuando todavía con el conflicto campo-Gobierno fresquito, la presidenta Cristina Fernández decidió responder a uno de los reclamos de la producción que así lo reclamaban. Creían que de esa manera habría un mayor reconocimiento a las cuestiones sectoriales, pero lejos de eso siguió todo igual en cuanto a las políticas para el sector.

Con la llegada del nuevo Gobierno, pasó a llamarse Agroindustria. El cambio semántico daba cuenta del supuesto aporte del sector en el agregado de valor. Sumaron diferentes secretarias y sub-secretarías que sufrieron diferentes modificaciones.

Dujovne hizo el anucio con  su secretario, Rodrigo Pena, quien fue uno de los ideólogos de las retenciones móviles en 2008

Como ejemplos de avances, se puede mencionar lo que sucedió con los controles comerciales en el sector carne vacuna y algunos más, pero no mucho más que eso. Desde Agroindustria lideraron el debate por los cambios en una posible ley de semillas, pero no se logró consenso alguno, y en efecto no se presentó proyecto de ley.

Lo que sí se hizo fue organizar variadas mesas de competitividad que canalizaron el diálogo y sirvieron como catalizadores de la bronca y del reclamo, pero con pocos resultados concretos, especialmente en lo que refiere a las economías regionales.

Y hay más cambios de Gabinete en puerta, quedando sólo 11 ministerios de los 22 que había: El ministerio de Economía (ya no será más nombrado como de Hacienda) absorberá al ministerio de Energía, siguiendo Nicolás Dujovne al frente y convirtiéndose Javier Iguacel en secretario de Energía.

Otro de los cambios es el que asumirá Alejandro Finocchiaro, ministro de Educación, quien pasará a manejar bajo su órbita las áreas de Cultura de Pablo Avelluto y de Ciencia y Tecnología de Lino Barañao, las cuales ahora se convierten en secretarías.

El ministerio de Salud, comandado por Adolfo Rubinstein, será rebajado a secretaría, quedando al frente Carolina Stanley de un ministerio que incluirá a Salud y Desarrollo Social.

Cabe destacar que los ministros de Salud de todas las provincias firmaron una declaración conjunta expresando su rechazo al respecto de la reducción de rango de la cartera de Salud, y sostuvieron que  “constituiría un retroceso institucional significativo en la ejecución de los planes, programas y proyectos del área para atender a la población, en especial a los más vulnerables”.

Pasando en limpio: los ministerios de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Sergio Bergman; Energía de Javier Iguacel, Turismo de Gustavo Santos, Trabajo de Jorge Triaca, Agroindustria de Luis Miguel Etchevehere, Salud de Adolfo Rubinstein, Cultura de Pablo Avelluto y Ciencia y Tecnología de Lino Barañao, se convierten en Secretarías de Estado.

Cabe aclarar que los Ministerios de Ambiente y Desarrollo Sustentable y de Turismo pasarán a depender directamente de Presidencia.

En cuanto al resto de las carteras,  Marcos Peña seguirá como Jefe de Gabinete, pero la vicejefatura de Gabinete quedará en manos de Andrés Ibarra, saliendo de este modo, Gustavo Lopetegui y Mario Quintana.

Rogelio Frigerio seguirá como ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, al igual que Oscar Aguad continuará como ministro de Defensa, Germán Garavano como ministro de Justicia, Patricia Bullrich continuará como ministra de Seguridad, Guillermo Dietrich mantendrá su cargo de ministro de Transporte, y Jorge Faurie seguirá al frente de Relaciones Exteriores y Culto

Fuente: Bichos de Campo

Publicidad