4 de septiembre de 2018 13:37 PM
Imprimir

En Mar del Plata la pesca está descontrolada

Luego de que se conociera un listado de trabajadores del Ministerio de Agroindustria que serían desvinculados, en el Distrito de Pesca de Mar del Plata decidieron en asamblea una retención total de servicios y la actividad queda sin controles en el principal puerto del país.

En la restructuración del Estado que ha decidido el gobierno de Cambiemos, Agroindustria dejó de ser ministerio para pasar a la categoría de secretaría; y si bien no se contempla para la mayoría de los ministerios una reducción del personal, en el caso de la cartera agroindustrial el recorte se produjo antes. El viernes pasado 548 trabajadores fueron notificados de que serían desvinculados; de ese total 60 trabajaban en la Subsecretaría de Pesca y 20 de ellos en el Distrito Mar del Plata. Aunque todavía no han llegado los telegramas, los inspectores y administrativos que se vieron afectados se reunieron ayer en asamblea y decidieron una retención de servicios en protesta. La medida deja totalmente sin controles al principal puerto del país y también se verán afectados los controles a bordo.

“Hace más de tres meses que los trabajadores que controlan qué se pesca, cómo, cuándo y dónde, venimos trabajando a reglamento por la quita de un plus salarial y las negociaciones por la recomposición específicas por la tarea. Al (ex)ministro Luis Etchevehere y al subsecretario Juan Bosch parece no importarles que la pesca esté sin control y los empresarios puedan descargar la especie que quieran, ya que en todo este tiempo, aún no han dado respuestas”, señalaron los trabajadores del Diestrito de Pesca en un comunicado.

La reducción en los controles que ya existía en el puerto de Mar del Plata ahora se ve profundizada por una nueva medida de fuerza en protesta por el despido de 20 trabajadores: “Ante la circulación de una lista con despedidos, la asamblea del cuerpo de inspectores de tierra, embarcados y personal administrativo se declaró en estado de alerta y movilización. Esto implica cumplir el horario laboral pero hacer retención de servicios”.

Con esta retención se busca presionar para que se dé marcha atrás con los despidos; algunos tienen 20 años de antigüedad y por su precaria relación laboral no contarán con una indemnización. “Exigimos la garantía de que no serán despedidos los trabajadores que se encuentran intimidatoriamente en estos listados”, indicaron en el comunicado.

Los 15 inspectores y 5 administrativos que serían desvinculados en las próximas horas han apuntado directamente al nuevo jefe de distrito, Eduardo Gismondi, a quien acusan de haber seleccionado de forma discrecional el personal que quedará afuera de la delegación. Señalaron  que fue “el encargado, en las sombras, de armar las listas de los trabajadores. Ya había realizado esta ‘noble’ tarea en la Secretaría de Agricultura Familiar entregando los nombres de los empleados para que sean dados de baja”.

Con la imposición de esta medida de fuerza, los armadores podrán descargar en cualquier horario sin ningún tipo de control, lo que implica un grave problema para el manejo sustentable de los recursos pesqueros.  Es por ello que se debe encontrar rápidamente una solución; si la decisión de no contar con estos inspectores ya está tomada y es irreversible, deberá encontrarse la manera de activar de alguna forma los controles.

Fuente: Revista Puerto - Mar del Plata

Publicidad