4 de septiembre de 2018 13:53 PM
Imprimir

Las abejas pueden volverse adictas a los pesticidas

Un estudio realizado por el Imperial College de Londres, en el Reino Unido indicó que las abejas se "vician" con alimentos ricos en pesticidas de la misma forma que los seres humanos se vuelven adictos a la nicotina

Durante años, los pesticidas agrícolas comunes, como los neonicotinoides, han demostrado tener efectos perjudiciales sobre las colonias de abejas. Aunque los resultados no siempre son consistentes, la mayor parte de la evidencia muestra que los pesticidas son malos para estos insectos. Las abejas expuestas pueden tener dificultades para reproducirse, morir más jóvenes y no están tan atentos a sus nidos cuando los químicos aparecen en sus fuentes de alimento.

Sin embargo, una crítica importante de los estudios que analizan las abejas y los pesticidas ha sido que no imitan con precisión las condiciones del mundo real. Estudios previos han comenzado a reducir ese argumento, y otro, publicado el martes en The Proceedings of the Royal Society B, revela un efecto aún más preocupante de los neonicotinoides. No solo pueden dañar a las abejas, los insectos parecen estar aprendiendo a preferir los alimentos mezclados con los pesticidas.

Para realizar las pruebas, los científicos ofrecieron dos soluciones de azúcar a las abejas, una de las cuales contenían pesticidas neonicotinoides. Siguieron diez colmenas durante diez días, y todos repitieron el proceso de buscar alimentos contaminados con mayor frecuencia a medida que aumentaron su consumo.

Uno de los investigadores principales, el Dr. Richard Gill, del Departamento de Ciencias de la Vida del Imperial College comentó al portal de la universidad que: “Dada la opción, las abejas ingenuas parecen evitar los alimentos tratados con neonicotinoides. Sin embargo, a medida que las abejas individuales experimentan cada vez más los alimentos tratados, desarrollan una preferencia por ellos”.

“Creemos que nuestro estudio proporciona algunas de las mejores pruebas de que una atracción por el tiametoxam (nicotinoide utilizado) podría estar sucediendo en el mundo real”, dice en un correo electrónico, Andrés Arce, investigador del Imperial College de Londres. “[Esto] significa que los cultivos en floración tratados con tiametoxam podrían ser más atractivos para las abejas y, de hecho, atraer a polinizadores silvestres para que se alimenten de ellos”.

Una evidencia preocupante que podría obligar a los desarrolladores de pesticidas a re dirigir su investigación, así como aumentar la preocupación en los apicultores.

Fuente: Agrotemario

Publicidad