5 de septiembre de 2018 12:12 PM
Imprimir

El que traiciona la confianza una vez, la puede traicionar siempre

Comunicado de CRA en relaci贸n a la reimposici贸n de retenciones

Si la confianza es la esperanza firme que una persona tiene en que algo suceda, la decisi贸n de reimponer las retenciones a la exportaci贸n de productos agropecuarios, rompe definitivamente la palabra empe帽ada por el Presidente de la Rep煤blica, en reuniones privadas y anuncios p煤blicos en donde sostuvo la calificaci贸n de p茅simo impuesto y regresi贸n tributaria, sin embargo a la fecha se han vuelto a instrumentar.

Nadie duda que estemos en una crisis profunda de hondas ra铆ces hist贸ricas desde el punto de vista, social, cultural y econ贸mico, sin visi贸n de conjunto y con una persistencia patol贸gica en reciclar conductas econ贸micas cuyos resultados est谩n marcados por la historia.

En diciembre del 2015 dejamos afortunadamente atr谩s la d茅cada desperdiciada e inauguramos un ciclo de esperanza en el que el campo ofreci贸, a cambio de reglas claras, un aumento considerable de todas sus producciones internas, muchas de ellas con records hist贸ricos.

Paralelamente no se quiso o no se supo achicar el tama帽o del Estado y se foment贸 un crecimiento del gasto p煤blico a l铆mites en que se hizo verdaderamente insostenible, ello se financi贸 con deuda y cuando los mercados dejaron de prestar dinero, nos dimos de frente con la realidad, por eso que nadie se haga el distra铆do, esta crisis se anunciaba, a煤n desde dentro mismo de figuras centrales del Gobierno.

Como siempre, sin reparar las profundas diferencias que ofrece el sector productivo en su interior, se decidi贸 reimplantar retenciones a todos, sin calibrar, si la fruta arrastra una debilidad estructural no recompuesta, o la lana requiere recuperar el 50% de su stock perdido o que entre el productor de soja de Salta y el de Santa Fe, existe un abismo de costos.

Retenciones para todos, f谩cil, seguro, recaudatorio y a seguir como se pueda, ning煤n funcionario dej贸 de hablar de los estragos que produjo la sequ铆a en la recaudaci贸n del Fisco, pero ning煤n funcionario habl贸 o tom贸 alguna medida para aquellos productores primarios, que fueron quienes la padecieron, de verdad, los que no recaudaron nada o se fundieron.

En el 2008, frente a la Resoluci贸n 125 salimos a las rutas del pa铆s, a decir, que las retenciones deb铆an ser sancionadas por el Congreso de la Naci贸n, que eran regresivas, que castigaban al que m谩s invierte y trabaja, que desalientan producci贸n, que resultaban injustas, que por ese camino, castig谩bamos al interior profundo, sin embargo solo con mejores modales, hombres que dec铆an integrar un equipo s贸lido de economistas, nos llevan hoy al mismo destino.

La incertidumbre nos vuelve a golpear la puerta, 鈥渆s una medida transitoria鈥, escuchamos decir; que gesto de grandeza, de seguridad y de justicia ser铆a ponerle fecha de vencimiento a esta medida, dar una certeza de finalizaci贸n, marcar al sector productivo la l铆nea del horizonte donde concluye el esfuerzo, para que la ilusi贸n de transitoriedad se convierta en una meta, y disipe las nubes de la incertidumbre y la incredulidad.

En una Argentina intoxicada de palabras bonitas, vac铆as de pr谩cticas consecuentes, el perro se vuelve a morder la cola, los mismos t茅cnicos que nos llevaron hasta esta situaci贸n, son los garantes del nuevo paquete impositivo.

 

Si en la pol铆tica valen los gestos, esta semana que finaliz贸, tuvo la visita del Sr. Presidente con el representante de una empresa coimera confesa y la vuelta a las retenciones. Postales de un pa铆s, sin reglas, sin valores, sin conductas 茅ticas y claramente sin confianza, porque el que traiciona la confianza una vez, la puede traicionar siempre.

 

Fuente. Confederaciones Rurales Argentinas
Fuente: Sin Tinta - Bah铆a Blanca

Publicidad