5 de septiembre de 2018 15:14 PM
Imprimir

Nuevo clasificador óptico de frutas

El novedoso clasificador óptico de frutas permite, entre otras cosas, clasificar cada unidad, analizar la superficie total y determinar una categoría para cada fruta o producto. Un equipo ideal para la selección de frutos rojos

Ponis iQ es el nombre del nuevo clasificador óptico de frutas. El equipo procesa por visión y tecnología sensorial de última generación las frutas en línea –comúnmente conocido como test no destructivo- a una velocidad de hasta 240 frutas por segundo, en 60 canales de transporte simultáneos, separando del proceso la fruta por firmeza y defecto interno, color y defecto externo, dejando para el final el calibrado electrónico en dos o tres tamaños predefinidos.

Tecnología avanzada

El clasificador óptico de frutas utiliza etapas de cámaras de contraste y color, todas de última generación, que sumados a un sistema electrónico sofisticado puede ver la fruta en su totalidad como también separarla eficientemente.

Las tecnologías avanzadas de alimentación, de visión y de expulsión son en este clasificador óptico de alta capacidad completamente diferenciales con respecto a otros sistemas similares.
Equipado con funciones inteligentes; cámaras hechas a medida y eyectores de precisión, el clasificador óptico de frutas minimiza el daño al producto y logra eliminar la fruta con problemas de manera eficiente. Posee, además, tecnología de perfil que puede detectar de forma inteligente y separar frutos con deformidad, roturas, etc., tras analizar el contorno.

Velocidad y productividad

Con una productividad de alrededor de 1000 kg/hora, el calificador óptico de frutas es una alternativa “accesible” en lo que se refiere a costo y beneficio. Desde Ponis, empresa nacional que desarrolla esta tecnología, afirman que de esta manera cumplen con la misión de “ayudar al mercado a tener una herramienta que iguale a los pequeños y medianos productores con las grandes exportadoras”.

Clasificador optico

El calificador óptico de frutas permite controlar la calidad interna y externa de la producción, pudiendo descartar fruta por defectos externos visibles; por defectos internos (o firmeza); por color por gama; y por deshidratación. Asimismo, también puede medir el calibre de la fruta que aprueba calidad, con precisión de hasta 0,1 mm.
A diferencias de otros sistemas, este calificador óptico de frutas destaca por su versatilidad para diferentes producciones, el menor tamaño, el menor costo/kg y la capacidad de alimentación a envasadoras o llenadoras de cajas y cajones incorporados. Pero sobre todas las cosas, el trato a la fruta es “muy superior” a otros calificadores ópticos ya que no recorre largos trayectos con múltiples transferencias, ni es eyectada con un disparo de aire.

Clacificador de frutas

Desde hace varios años, Ponis viene trabajando en el desarrollo de un clasificador óptico que cumpla con los requerimientos para el control y selección de frutos y que a vez ayude a todos los productores -no solo a los más grandes- a controlar la calidad de sus frutos sin intervención de personal. El éxito de sus aplicaciones ha sido tal, que los mismos productores han comprado y recomendado su tecnología, lo que habla de su confiabilidad.

Un calificador óptico único

El nuevo clasificador óptico para la selección de frutos ofrece los siguientes beneficios:

• Facilidad de uso y ajuste sencillo de parámetros de selección y calidad.

• Aumento de eficiencia en el proceso de producción.

• Enorme diferencia en el trato de la fruta, frente a equipos de similares prestaciones.

• El tamaño más reducido del mercado, kg-hora-m2 lo que reduce gasto energético y espacio de empaque.

• Sistema de eyección único en el mercado, sin soplado ni golpes.

Más información: www.ponis.com.ar

Fuente: ialimentaria.com.ar

Publicidad