6 de septiembre de 2018 11:30 AM
Imprimir

Retenciones: cerealeras deberán justificar las compras anticipadas

El Gobierno oficializó los nuevos derechos de exportación para todos los productos. Confluyeron las alícuotas para toda la soja y sus derivados y todos pagarán $ 4

El Gobierno oficializó ayer el nuevo esquema de retenciones a las exportaciones, con tasas de $ 3 o $ 4 por dólar enviado, que abarca productos de la cadena agroindustrial, la minería y la industria en general. Dos datos llamativos tuvo la norma publicada: por un lado estableció que el porcentaje de derecho de exportación vigente desde ayer mismo se fijaba en 12%, y que los $ 3 o $ 4 por dólar actuaban como tope. Es decir que en el hipotético caso el peso se fortalezca contra el dólar por debajo de los $ 33, las renovadas retenciones no implicarán un mayor porcentaje sobre del precio final.

La decisión, transitoria hasta fines de 2020, y se irá “licuando” dado que la intención oficial es mantener un tipo de cambio alto y competitivo. Así, por caso, los analistas consultados por el REM del Banco Central esperan el tipo de cambio nominal para diciembre de 2019 en 50 pesos. Eso implica un salto en un mes de $ 14 en un solo mes, dado que en el relevamiento anterior esperaban un dólar a $ 36 para el fin del mandato de Macri. De esa manera, en un año,las nuevas retenciones pasarían del 10,5% al 8% efectivo.

La otra novedad del decreto fue que, a diferencia de lo que especulaba el mercado cambiario, todo el complejo sojero además de la alicuota del 18% (rebajada desde 25,5% y 23% para los subproductos) del esquema previo, deberá pagar $ 4 por dólar exportado, es decir que la tasa actual ronda el 28,5%. Así la soja sin procesar, la harina, el aceite de soja y hasta el biodiesel quedaron en la categoría de productos primarios (o commodities). De esta manera, el Gobierno adelantó la confluencia de todos los productores sojeros que en principio se había pensado (salvo para el biodiesel) para febrero próximo.

Aun resta que el Ministerio de Producción, a cargo de Dante Sica y de quien dependerá Agroindustria en lo sucesivo, reglamente la forma mediante la cual se hará el descuento de las retenciones en pesos por dólar, pero se presumía que se haría a partir del valor FOB (puesto en puerto menos gastos, retenciones y flete).

El ministro de Transporte aseguró, además, que “se está trabajando para pasar la tormenta” y admitió que tuvieron “exceso de optimismo”.

La oficialización de la medida, resistida por el sector, trajo aparejado un fuerte descenso en las cotizaciones de los granos y oleaginosas en el mercado local. El trigo fue el que mayor impacto negativo tuvo, con pérdidas de 8 dólares por tonelada para el cereal a enero, plena cosecha.

Sobre el aporte que realizará el campo con el nuevo esquema, las primeras estimaciones de varios analistas dan cuenta de que podrían ubicarse en torno a los u$s 5350 millones, si el clima acompaña y los precios internacionales no siguen en franca caída en medio de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

 

Requerimiento a cerealeras

Luego de que, como adelantó El Cronista en su edición del viernes, las cerealeras declararon ventas al exterior por más de 8 millones de toneladas en menos de dos dias, el todavía ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere, emitió un requerimiento al sector para que en 48 horas presenten la documentación respaldatoria de esas operaciones.

Previo a eso, la Cámara de la Industria Aceitera y Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC) indicó que “las empresas exportadoras, de manera individual, se presentarán voluntaria y espontáneamente ante todos los organismos de control competentes, con toda la documentación necesaria para acreditar que esas operaciones se hicieron en el marco de las normas vigentes.

Fuente: El Cronista

Publicidad