6 de septiembre de 2018 12:00 PM
Imprimir

En el Caribe buscan alternativas para el HLB, la enfermedad más devastadora de los cítricos

Magdalena, Atlántico, Cesar, Bolívar, Guajira y Norte de Santander se encuentran en emergencia fitosanitaria.

La Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Agrosavia) en su nueva agenda de investigación buscará evaluar y validar alternativas para el manejo de Diaphorina citri, insecto vector del HLB, enfermedad letal que ataca a los cítricos, presente en cinco departamentos en la región Caribe y Norte de Santander, informó la entidad.

En este contexto, Agrosavia enfocará sus esfuerzos para enfrentar esta
enfermedad en dos escenarios: con y sin presencia de la enfermedad. “Con la
nueva agenda de investigación buscaremos nuevas tecnologías que permitan
implementar estrategias de manejo integrado del vector más efectivas, que
incluyan modelación, estudios bioecológicos y control biológico (cría y
liberación de enemigos naturales) y comenzar estudios sobre la epidemiología
de la enfermedad”, señala Lumey Pérez, doctora en entomología agrícola e investigadora del Centro de Investigación Caribia.

Agrosavia, en su misión de contribuir al cambio técnico para mejorar la
productividad y competitividad del sector agropecuario colombiano y como ente investigador ha venido capacitando en conjunto con el ICA, Asohofrucol y ADR a citricultores de trece departamentos, entre ellos Magdalena, Cesar, Guajira, Bolívar y Atlántico, a través de su Centro de Investigación Caribia, para enfrentar esta gran amenaza que representa el HLB para sus cultivos de cítricos.

El proyecto tomará como antecedentes la labor de vigilancia realizada por el
ICA sobre la presencia del insecto vector y las acciones de detección de la
enfermedad en esta zona del país. Agrosavia coordinará diferentes acciones de investigación en el área de control definidas en el proyecto, cuyo objetivo está focalizado en el estudio sobre la bioecología del insecto vector y su influencia en la incidencia, diseminación y severidad de la enfermedad, orientado hacia la sostenibilidad del cultivo.

Estos estudios pretenden establecer un control del insecto vector en épocas
biológicamente justificadas, bajo un esquema de rotación de grupos
toxicológicos de insecticidas, y de ser posible, haciendo uso del control
biológico en un esquema de manejo que utiliza el monitoreo del vector y el
control de focos de infestación.

“El HLB implica un debilitamiento severo de los cítricos. Al principio de la
infección, los síntomas pueden observarse en una o pocas ramas sectorizadas
en la planta. En las hojas puede verse un moteado asimétrico, que es el
síntoma típico de la enfermedad, el cual se caracteriza por la presencia de
áreas verdes y amarillas en la hoja, presentando una asimetría cuando se
comparan los lados opuestos de la nervadura central del limbo foliar, que es la
lámina que comúnmente forma parte de la anatomía de una hoja. Esta
enfermedad puede reducir notablemente la producción, la apariencia y el valor
económico de los frutos”, explica Pérez.

Fuente:

Publicidad