8 de septiembre de 2018 10:08 AM
Imprimir

El 80% de lo que se podría recaudar con el nuevo esquema de retenciones viene del agro

Considerando datos de 2017, los agroexportadores aportarían USD 6.705 millones

Este martes, en el Boletín Oficial se publicaron los nuevos Derechos de Exportación que anunció a comienzos de semana el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne a fin de lograr el equilibrio fiscal. De esta manera, el Gobierno Nacional oficializó el nuevo esquema de retenciones mediante el decreto 793/2018. En este sentido, la normativa fija una nueva alícuota de derechos de exportación común a todas las mercaderías que se venden al exterior del 12% que regirá hasta el 31 de diciembre de 2020, con un tope de $4 para bienes primarios y $3 para industriales o con valor agregado

Según lo anunciado, mediante estas medidas la recaudación adicional en 2018: alcanzaría $ 68.000 millones (0,5% PBI) y en 2019: $ 280.000 millones (1,5% PBI).

Frente a este escenario y considerando que 6 de cada 10 dólares exportados vienen del campo, David Miazzo, economista jefe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) en diálogo con Infobae, calculó que sobre las exportaciones del 2017 que significaron USD 58.384 millones si se aplicara el nuevo esquema anunciado en base a un dólar de $40, la recaudación por estos derechos de exportación sería en total de USD 8.364 millones. De este monto, explicó que “el campo aportaría USD 6.705 millones, es decir, el 80,2% de la recaudación evaluada sobre todas las exportaciones del año pasado, y dentro de esos USD 6.705 millones, el complejo granos aportaría el 86%, es decir USD 5.745 millones; carnes y leche el 4%, lo que significaría USD 274 millones; el agregado de economías regionales el 6%, lo que implicaría USD 390 millones; pesca 3%, que serían USD 203 millones y el resto de los alimentos y bebidas el 1%, USD 97 millones”.

 

Las dos caras

No obstante, cabe aclarar que para este año estiman exportar carne por USD 1.700 millones, según la normativa por cada dólar exportado la carne tributaría $3, por lo cual se recaudarían aproximadamente USD 128 millones.

En relación a la carne, Miguel Schiariti, presidente de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra), señaló que la creación del nuevo impuesto genera una retención del 7,5% en la carne, considerando un dólar a $40. Al respecto, resaltó: “Al sector no le parece razonable, ni bueno que tengamos retenciones a las exportaciones que antes no teníamos, pero el hecho de que haya aumentado el dólar, en los últimos treinta días de alguna manera minimiza el efecto que tiene sobre las exportaciones de carne”.

No creo que ninguna de las cámaras del sector salga a poner el grito en el cielo por la reimplantación de los derechos de exportación, y creo que todo el sector lo está tomando como el aporte que puede hacer a semejante crisis por la cual atraviesa Argentina

Para Hernández, referente del sector de Peras y manzanas, con las medidas anunciadas están provocando que el productor desaparezca

Para Hernández, referente del sector de Peras y manzanas, con las medidas anunciadas están provocando que el productor desaparezca

Sin embargo, hay otros sectores que no pueden minimizar el impacto, tal es el caso de peras y manzanas que tributarían $4 por dólar exportado, lo que significaría una retención del 10%. Al respecto, Infobae consultó a Sebastián Hernández, presidente de la Federación de Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén, quien señaló que la incidencia de estas nuevas retenciones para el productor de peras y manzanas termina siendo del 20%.

La economía regional de peras y manzanas está declarada en emergencia económica, y sin embargo, ponen retenciones, bajan los reintegros de exportación, y a su vez, aumentaron los costos de los insumos, enfatizó Hernández.

Por otro lado, se refirió al desempleo y resaltó: “Cada vez tenemos menos empleados porque necesitamos bajar los costos, y así terminamos teniendo un problema de  desocupación porque la economía regional no puede absorber mano de obra”. Para Hernández, las decisiones que se toman sobre esta actividad (peras y manzanas) están muy fuera de la realidad, desacertadas y terminan avasallando al producto. Por último, apuntó: “Con estas medidas lo que están haciendo es que el productor definitivamente desaparezca de la actividad, no hay manera de poder seguir produciendo con estos costos y en esta situación económica”.

Fuente: Infobae

Publicidad