9 de septiembre de 2018 14:15 PM
Imprimir

La devaluación del peso tiene efectos perjudiciales múltiples para Paraguay

Productos argentinos se están abaratando frente a los paraguayos y esto empieza a tener sus consecuencias. La devaluación de la moneda también afectaría actividades de exportación, especialmente, en el mercado de la carne

Son varias las aristas a considerar al analizar los efectos en Paraguay de la devaluación del peso argentino ante el dólar.

El comercio local será el más afectado por el abaratamiento de los productos argentinos frente a los paraguayos, señaló el economista y ex ministro de Hacienda Manuel Ferreira. “Es una economía muy grande para nosotros, pero endeble y tenemos mucha frontera con Argentina”, reflexionó.

Esta coyuntura favorece el flujo de productos argentinos hacia Paraguay, lo que a su vez enciende las alarmas con respecto al contrabando.

Esta actividad ilegal tiene su forma más visible en sus actores más pequeños, cuyos puestos informales han aumentado notablemente en las calles de Asunción y alrededores en los últimos días.

Además, según Ferreira, se espera que los paraguayos vayan a comprar al país vecino y, por otro lado, los argentinos dejarán de venir a nuestro país. “Los efectos se verán en el comercio más chico, ese va a ser el impacto más importante”, reiteró el economista.

En cuanto a las actividades de exportación, dijo que el negocio de la carne podría enfrentar nuevas variables. “Hay productos argentinos que se van a abaratar relativamente y que compiten con nosotros, tal vez el principal es la carne. Argentina tiene un producto premium que va a empezar a competir”, dijo.

De hecho, según el último reporte del sitio especializado Fax Carne, Argentina ya está ofreciendo la carne más barata en Chile y esto presiona a la baja las ventas desde Paraguay.

Medidas. A criterio del ex ministro, se deben aplicar medidas “vinculadas a la reactivación de la demanda a nivel local”.

En ese sentido, manifestó que “la Ley de Tarjetas, por ejemplo, va en contra de este tema”.

“La gente no tiene promociones entonces no compra localmente”, agregó. Por otro lado, deben crecer las transacciones electrónicas, considerando que el contrabando se hace con dinero físico, sostuvo. Esto también contribuirá de alguna manera a generar mayor capacidad de control.

De acuerdo con Ferreira, a Argentina le va a costar salir de esta situación, por lo que nuestro país debe considerar las consecuencias de ello en un periodo largo. “Tengo muchas dudas de que Argentina pueda resolver el tema”, reflexionó.

Exportaciones. También consultamos al respecto a referentes de los grandes rubros de exportación paraguayos: la soja y la carne. En ambos, Argentina es competidor directo de Paraguay en diferentes mercados.

Mario Balmelli, presidente de la Comisión de Carne de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), dijo que a pesar de que Paraguay es altamente dependiente de la coyuntura regional, tiene una macroeconomía estable.

Para Balmelli, el impacto prioritario es lo que ocurra a nivel local. “Tenemos largas fronteras e históricamente sabemos que cuando existe una devaluación de la moneda tenemos un flujo muy grande de mercaderías”, reiteró.

En lo que respecta a los precios de la carne comparados a nivel regional, se observa que Argentina se volvió más competitiva que Brasil últimamente, de acuerdo a las mediciones del sitio especializado Valor Carne.

Ambos países enfrentan la devaluación de sus monedas, que en este caso resulta favorable al momento de vender.

Por otra parte, al hablar del precio de la carne en la región es inevitable considerar el antecedente de Frigorífico Concepción, que ingresó al país en mayo de este año carne brasileña de forma irregular y despertó la sospecha de reexportación del producto.

En cuanto a la soja, la situación es diferente, explicó Sonia Tomassone, asesora de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco). Argentina fue el principal destino de la soja paraguaya en la última zafra. Todo lo que se tenía que enviar este año ya se fue, explicó. Es decir, la situación actual influiría recién en la dinámica del siguiente año zafral, que está por iniciar.

Por otro lado, destacó que la devaluación del peso afectaría la preparación de la siembra en Argentina.

Productores e importadores de tomate, enfrentados
La caja de tomate de 20 kilos en Argentina tiene un precio de G. 25.000, según el presidente de la Cámara Paraguaya de Frutihortícolas, César Velázquez. Esto preocupa a los productores locales, quienes deben vender a G. 100.000 por caja en el Mercado de Abasto para tener un margen de ganancias satisfactorio, continuó.El referente del gremio dijo que la producción local está en condiciones de responder a la demanda, por lo que la prohibición de importar debe mantenerse hasta fin de año. Además, con esta medida, se tendrá un mayor control sobre los tomates de contrabando. En ese sentido, Velázquez dijo que están conformes con el trabajo que se viene haciendo en la frontera. Solamente la semana pasada se incautó una carga de 30.000 kilos de tomate, provenientes de Brasil. Pero la visión de la realidad desde el sector de los importadores es completamente diferente. Édgar Pineda, referente del sector de importadores frutihortícolas, dijo que existe un déficit de 30% en la demanda, que puede ser cubierta con importación legal.Los importadores “están decepcionados del Gobierno” porque no considera la realidad de que está escaseando el producto nacional y que los propios productores locales hacen pasar tomate extranjero como paraguayo para cumplir con la demanda, arremetió Pineda. “Identificamos el tomate argentino por la apariencia y la calidad”, agregó.

En el Sur, sectores productivos soportan un fuerte descenso en las ventas
Raúl Cortese

ENCARNACIÓN
El descenso de la cotización de la moneda argentina provoca que los artículos del vecino país se encuentren muy por debajo de los precios en la ciudad de Encarnación. El sector primario y al mismo tiempo el más sensible a este fenómeno suele ser el sector productivo, responsable de los productos de la canasta familiar. Tito Blaich, experimentado productor instalado en Calle D, de Capitán Miranda, confirmó que existe un bajón en la venta de estos productos. “Las ventas han descendido de manera considerable, es algo cíclico que ocurre con las bajas cotizaciones de la moneda. Lamentablemente, unos 200 productores de esta zona dependen de este tipo de producción y la baja venta es un perjuicio muy grande”, manifestó el productor. Hasta el momento, Blaich no tuvo que reducir personal en su finca, pero otros productores ya lo tuvieron que hacer, comentó. Los acostumbrados clientes de años que anteriormente compraban sus productos, cada vez le compran menos, lamentó luego. “Ocurre ahora que los productores comenzarán a dejar de contratar mano de obra porque el movimiento de ventas bajó de manera considerable y los propietarios no pueden sostener los sueldos”, comentó Blaich.“Iniciamos reuniones con las unidades de control en zona de frontera para que nos ayuden, estamos muy preocupados por esta situación y la economía de nuestros productores”, indicó por su parte Basilio Gura, intendente de Capitán Miranda. Esta localidad es reconocida por ser la Capital de la Horticultura y referente del movimiento productivo en toda la zona.

Detave, con solo 52 funcionarios parafrenar contrabando
El nuevo titular del Departamento Técnico Aduanero de Vigilancia Especializada (Detave), general (SR) Ramón Benítez, señaló que la institución no posee la cantidad suficiente de funcionarios como para hacer frente al contrabando, en momentos en que el empresariado urge resultados contra este flagelo.Benítez, quien en su momento fuera comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), habló con ÚH sobre el trabajo que realizará al frente del Detave con el propósito de frenar el masivo contrabando que afecta al país.Precisó que son 52 funcionarios con que cuenta el Detave, principal órgano encargado de la lucha contra el contrabando, y adelantó que pedirá al director de Aduanas, Julio Fernández, el incremento de este número, de manera a abarcar más zonas con los controles anticontrabando.Justamente, días atrás directivos de la CAP se reunieron con el ministro de Hacienda, Benigno López, a quien pidieron resultados rápidos contra la informalidad.“La intención mía al frente de esta institución es la de fortalecer más con mayor número de funcionarios, considerando también que hay lugares en los que no tenemos controles, especialmente en lo que respecta a frontera seca”, manifestó Benítez.Agregó que también solicitará la dotación de elementos tecnológicos que posibiliten mayor y mejor control en las rutas del país.Se refirió también a algunos ejes estratégicos operacionales que implementará en cuanto a la prevención. “(…) Desalentando la práctica ilícita en materia fiscal aduanera, prevenir eso con un trabajo exhaustivo para que aquellos que se dedican a ese rubro puedan entender que deben pagar los cánones y no pretender entrar de contramano ante ese requerimiento”, dijo.Habló además de la capacitación de los funcionarios del Detave en materia fiscal aduanera como otro eje estratégico.Finalmente, Benítez adelantó que próximamente se reactivará la unidad interinstitucional de lucha contra el contrabando. “(…) Eso nos facilitaría porque estaríamos varias instituciones en el combate a este flagelo”, afirmó el funcionario.

 

FISCALIZACIÓN. Por otra parte, y en el marco de la lucha contra el contrabando, la Dirección Nacional de Aduanas informó que se encuentra realizando fiscalizaciones de las operaciones aduaneras en todas sus modalidades, tanto en puertos como aeropuertos del país. Estas fiscalizaciones cuentan con la presencia de funcionarios de Tributación como observadores, según explicó el director de Procedimientos Aduaneros, Américo Pereira

Fuente: UH

Publicidad