12 de septiembre de 2018 23:03 PM
Imprimir

Etchevehere: “La plata es propiedad privada, no está previsto poner plazos a las liquidaciones del agro”

El ahora secretario de Gobierno de Agroindustria habló en el Ciclo de Conferencias del Rotary Club

“Nunca pensé en renunciar”, aseguró el ahora secretario de Gobierno de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, después de hablar en el Ciclo de Conferencias del Rotary Club Buenos Aires. Se lo vio tranquilo, confiado y seguro. “Estoy orgulloso de formar parte de este equipo. Mauricio Macri es incansable, trabaja de sol a sol, escucha y actúa en consecuencia, es un gran líder y tiene un gran equipo de trabajo”, señaló a diez días de que se mencionara su posible paso al costado por la aplicación de un impuesto a todas las exportaciones, incluidas las del campo, de $3 y $4 por cada dólar. Pero Etchevehere, que peleó contra las retenciones kirchneristas, ahora califica como “mala” y a la vez “necesaria” la medida. “Es el momento en que tenés que demostrar por qué estás en la función pública”, agregó en un aparte con la prensa respecto a su decisión de seguir en el cargo aun cuando dejó la presidencia de la Sociedad Rural antes de tiempo y se vio obligado a devolver un bono de $500.000.

Entre las preguntas, no del periodismo sino de los rotarios, hombres de negocios de ciudad y de campo, una apuntó a por qué no se fijan plazos para la liquidación de divisas del agro. “La plata de cada uno es de ustedes, es propiedad privada. ¿Sí o no? Nos parece un valor importante, ¿sí o no?”, inquirió dos veces a los comensales que justamente terminaban su plato de lomo. Y agregó que a los integrantes del Gobierno “la expectativa de lucro nos parece importante, las economías progresan en base a la actividad comercial y lo que se obtiene por una actividad comercial es propiedad privada”. Más tarde agregó que pedir a los exportadores que liquiden divisas para contener el dólar sería como pedirle a cualquier otro que venda su auto o su casa “para hacer un aporte patriótico”. Negó dos veces que se piense en imponer plazos o exigir que se traigan divisas si no lo hacen en forma voluntaria: “No está previsto poner plazos a las liquidaciones”, clausuró el tema.

Etchevehere por momentos utilizó las mismas palabras que ayer pronunció Elisa Carrió ante Coninagro. “Es una medida antipática pero necesaria para tener financiamiento, para tener las cuentas equilibradas, que pueda bajar la inflación y la tasa de interés”. Y apuntó también a que “seguimos ayudando a que se reduzca la pobreza a lo largo y ancho del país”, aunque hoy las estadísticas todavía dicen lo contrario.

(Julieta Ferrario)

(Julieta Ferrario)

Eso sí, al justificar lo que volvió a calificar como “un muy mal impuesto” consideró que “sería muy difícil que si todos los sectores que exportan hacen el aporte, un sector no lo haga, pero vimos cómo la plata se fue en los bolsos y en este caso, con una administración distinta, es para otro fin”.

Etchevehere minimizó las críticas de algunos referentes del campo: “El apoyo del campo lo veo intacto, se dan cuenta lo que está pasando el país. En todos los lugares a los que seguimos yendo sentimos el respaldo. Si alguien dice que no le gustan las retenciones tienen razón, pensamos lo mismo”.

Finalmente reiteró: “Se nos cortó el financiamiento y hubo que recurrir a esto para afrontar lo que viene, tener un Presupuesto que ayude al déficit cero”. Y citó como causas los errores propios (“lo que posiblemente no ayudó a acelerar los cambios”, intentó describir sin dar detalles), la sequía y el cambio del mundo financiero, al tiempo que prometió que la actividad seguirá “progresando” y el dólar será “más competitivo para seguir accediendo a los mercados”. “La agroindustria tiene una gran oportunidad de abrir nuevos mercados a partir de que ganó mucha competitividad”, elogió, y enumeró optimista acuerdos con China, Japón y una larga lista de medidas tomadas para bajar costos y desburocratizar al sector agroindustrial.

El viernes anterior al fin de semana en el que Mauricio Macri anunciara el nuevo impuesto a las exportaciones, las cerealeras se adelantaron y registraron 8,5 millones de toneladas cuando la harina de soja pagaba 23%  y el maíz y el trigo, cero: “Les mandamos una carta a partir de que hubo más anotaciones de lo habitual para que enviasen los contratos y demostrasen la existencia de esas exportaciones que es lo que establece la norma”. Para los próximos días tendrá la respuesta.

Fuente: Infobae

Publicidad