14 de septiembre de 2018 11:27 AM
Imprimir

Cinco razones para elegir carne de novillo

A pesar de algunos mitos populares en contrario en el mercado interno, o más específicamente en CABA y la región metropolitana, por algo “la” carne argentina de exportación históricamente fue la de novillo: en el resto del mundo, igual que en el interior de nuestro país, los consumidores valoran los bifes o lomos grandes pero […]

A pesar de algunos mitos populares en contrario en el mercado interno, o más específicamente en CABA y la región metropolitana, por algo “la” carne argentina de exportación históricamente fue la de novillo: en el resto del mundo, igual que en el interior de nuestro país, los consumidores valoran los bifes o lomos grandes pero a la vez sabrosos y tiernos. Estos son los principales motivos para explorar mejor el novillo:


1- El sabor

En la carne proveniente de novillos el sabor siempre es mucho más intenso que la de los animales más jóvenes, los cuales no llegaron a acumular la grasa intramuscular necesaria. Tanto es así que, la intensidad de su sabor hace que los cortes de novillo sean los más elegidos tanto por parrilleros como por cocineros .


2- El rendimiento

Los cortes de novillo se reconocen porque se tratan de piezas de carne con mayor tamaño y, en consecuencia, poseen un mayor rendimiento en las preparaciones. Tanto es así, dicen, que a 100 kilómetros de la ciudad a nadie se le ocurriría elegir un costillar que no sea de novillo.


3- Las propiedades nutricionales

Contiene proteínas de alto valor biológico (20 gramos de cada 100), minerales como hierro de fácil absorción, yodo, zinc o selenio, y vitaminas del grupo B, especialmente B2 y B12. Y si bien en el novillo en general es más abundante la grasa, que también le proporciona su jugosidad, la cantidad varía mucho según el corte.


4- El precio

En un momento en que los argentinos cuidamos especialmente nuestro bolsillo y siempre estamos en la búsqueda del mejor precio, no es un dato menor saber que en general -y dependiendo de los puntos de venta- los cortes de novillo se consiguen entre un 8% y un 12% más económico que los cortes de ternera.


5- El uso más racional de los recursos

La faena de animales jóvenes y de bajo peso (terneras y novillitos) supone un derroche de recursos naturales y económicos de todo tipo. En las ganaderías desarrolladas del mundo, como Australia, Estados Unidos y Europa, y también Uruguay, Paraguay o Brasil, se busca evitar la faena de animales de menor tamaño, de manera de aumentar la productividad y aumentar la oferta de carne.

Fuente: La Nacion

Publicidad