14 de septiembre de 2018 12:38 PM
Imprimir

Descubren faltante de 6.000 toneladas de soja en planta de Bunge

El Ministerio de la Producción detectó que no confeccionaba el registro sistémico de movimientos de granos. "Son graves irregularidades"

El Ministerio de la Producción detectó que no confeccionaba el registro sistémico de movimientos de granos. “Son graves irregularidades”

La Secretaría de Gobierno de Agroindustria del Ministerio de Producción y Trabajo, a través de la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario, realizó una inspección integral a la planta aceitera de Bunge en Tancacha (Córdoba) que derivó en la interdicción de mercadería, entre otras sanciones.

Según se informó oficialmene, personal de la Dirección inspeccionó el complejo industrial como consecuencia de tareas de seguimiento y análisis de las declaraciones juradas (DDJJ) de movimientos de granos y subproductos. Como resultado de ese acción, se descubrió un faltante de 6.000 toneladas de soja, como también que la empresa no confeccionaba el registro sistémico de movimientos de granos para la actividad comercial de acopiador consignatario, categoría en la que está registrado.

Sobre el tema del stock, Bunge no se pronunció oficialmente, pero -ante la consulta de punto biz- sus voceros autorizados dijeron que el complejo (tanto en acopio como en la industria aceitera) están habilitados para operar y exportar. En el mercado sus operadores estuvieron todo el día explicando que el faltante se trata de granos afectados por la humedad y que por eso estaban fuera de uso.

Bunge es una de las principales exportadoras de granos que en la última década expandió su red de acopios propios para aumentar el volumen de granos que compra en forma directa (sin pasar por acopios, corredores o el mercado abierto de la Bolsa). Precisamente, son esas operaciones las que ahora son investigadas y no aquellas que se canalizaron por el circuito tradicional del comercio de granos.

El gobierno informó además que se verificó que la firma produjo alimentos balanceados sin matrícula en el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA), y que realizó embarques a Chile por más de 50 mil toneladas de alimentos balanceados fabricados en la planta, aunque omitió el envío de la información del subproducto exportado, lo que generó inconsistencias entre los saldos verificado en los libros, DDJJ y stock físico de planta.

La empresa fue intimada a rectificar los regímenes de información, obtener la matrícula de industrial balanceador y a documentar las 6.000 toneladas de soja faltantes. Además, se inhabilitó la planta para la industrialización de alimentos balanceados quedando interdictas 400 toneladas de ese subproducto.

Sobre este tema, los voceros autorizados de Bunge dijero ante punto biz que “luego de la inspección se cumplió con el alta que solicitó la ex Oncca y ya están habilitados para operar nuevamente en exportación y Senasa”.

Fuente: Punto Biz

Publicidad