15 de septiembre de 2018 11:35 AM
Imprimir

¿Cómo se transmite la Campilobacteriosis genital bovina?

Se trata de una enfermedad infecto-contagiosa de transmisión generalmente venérea que se presenta en bovinas sometidos a monta natural. En Colombia se han reportado casos, aunque su difícil diagnóstico ha frenado más investigaciones sobre este tema en nuestro país.
El epidemiólogo y consultor para MSD Salud Animal, Bernardo Guerrero Mateus, explicó que la campilobacteriosis es una enfermedad sin control oficial, que tampoco cuenta con muchos datos en campo a pesar de que se han registrado reportes desde hace casi 40 años.
Fue reportada por primera vez en el 82. Hatos infectados en la Cordillera central fueron 27%, mientras que hacia la Costa y los Llanos valores del 3 al 13%. En el 84, se encontró en 15% de toros examinados”, indicó.
Guerrero añadió que la enfermedad bacteriana está relacionada con el síndrome de vaca repetidora de servicios, pues las hembras infectadas empiezan a tener celos irregulares o incluso llegan a abortar.
Generalmente, los agentes son el Campylobacter fetus subespecie venerealis y un tipo que se llama intermedio. En general no es muy reportada porque poca gente testea los toros, previo a la monta”, indicó.
En esta medida, César Augusto Gómez Velásquez, médico veterinario y magíster en Ciencias Veterinarias, contó que laboratorios como Farmabio y Virbac adelantaron investigaciones en predios del Meta donde encontraron una prevalencia cercana al 60% en toros.
“Hay una vacuna que tiene el Campylobacter como agente para vacunación y protege a las hembras, pero en el macho nunca se va a acabar el problema porque siempre lo va a tener en el prepucio”, indicó.
El médico veterinario aclaró que el macho es asintomático, por lo cual se recurre al raspado prepucial con citobrush que se observa por el microscopio de campo oscuro o por cultivo en un medio especial. No obstante, reiteró que el diagnóstico no es fácil porque la observación se debe hacer inmediatamente o a las pocas horas de obtener la muestra, de lo contrario ya no sirve.
Gómez añadió que la enfermedad se presenta en cualquier ganadería, con mayor notoriedad en las ganaderías de cría y producción de carne donde los programas de reproducción se basan en monta natural.
Una vez se detecta la campilobacteriosis, se debe suspender de inmediato la monta natural y aislar a los toros para que no transmitan la bacteria.
En cuanto al tratamiento, recomendó dar reposo a las reses de un mes para que haya 2 ciclos estrales de por medio, de manera que el mismo sistema inmune de los animales elimine la bacteria por el aumento de inmunoglobulina y las demás células.
Por el contrario, la bacteria es mucho más difícil de eliminar en el toro, aunque se les puede tratar y continuar reproduciendo. Guerrero recordó que existen vacunas muertas que se suministran a los bovinos para evitar esta patología.
Fuente:

Publicidad