17 de septiembre de 2018 14:07 PM
Imprimir

La necesidad de estar formados e informados en los Mecados de Granos

De nada vale estar formados para tomar decisiones, si no accedemos a información de calidad en el momento oportuno, y tampoco tiene valor acceder a información clave sin tener la formación necesaria para aprovecharla en la toma de decisiones. Ambos aspectos son fundamentales y complementarios.

Veamos entonces la información al alcance de la mano en el mercado de granos, precios actuales y futuros y tendencias de corto y mediano plazo, tomando los datos del informe de oferta y demanda mundial de granos del USDA septiembre 2018 como una de las fuentes de información relevante, y que se recomienda hacer con esta información, a través de las herramientas comerciales disponibles.

SOJA: El nivel de exportaciones 17/18 desde Estados Unidos y Brasil, fue aumentado por segundo mes consecutivo, lo que fortalece la idea de una demanda firme a nivel internacional.

Sin embargo, en el mediano plazo, los datos proyectados por el USDA para la 18/19 fueron muy bajistas, comparados con el informe del mes pasado, con una producción global aumentada en más de 2 millones de toneladas, a 369 millones de toneladas, volumen global récord histórico, de lograrse. Por su parte Estados Unidos, en la recta final e iniciando la cosecha, proyecta 3 millones de toneladas más que el mes pasado, y China 500 mil toneladas más, es decir que la oferta se proyecta muy abundante para la 18/19.

Por el lado de la demanda, se proyecta que China disminuya su consumo en 1,5 millones de toneladas, mientras sus importaciones de grano de soja bajan 1 millón de toneladas respecto a la proyección de agosto, es decir que la demanda, representada por el consumidor más fuerte, se muestra debilitada.

Con más oferta y menos demanda, se proyecta un aumento de stock final mundial, y una relación stock/consumo 18/19 que casi alcanza un 31%, record histórico para este grano.

La tendencia en el corto y mediano plazo es bajista ante esta información, y, viendo los precios en Chicago, que hasta enero 2019 mantienen un diferencial negativo respecto a los precios locales de entre U$S 30 y 40/TN, descontando a Chicago las retenciones locales para comparar, es fundamental saber que el saldo local de soja 17/18 es muy bajo, apenas 6 millones de toneladas, pero que noviembre llega con cosecha récord en Estados Unidos, por tanto, de no tomar decisiones de venta en el disponible, poner valor a noviembre 18 o enero 19 es recomendable.

Ver que a mayo también se sostiene un diferencial de precios entre Argentina y Estados Unidos, pero en menor medida, sobreprecios en torno a U$S 10-15/TN, relacionado a una expectativa de mayor demanda exportadora tanto en nuestro país como en Brasil, respecto a Estados Unidos, pero este diferencial se sostendrá siempre que las relaciones comerciales China-Estados Unidos se mantengan distanciadas, y, si Chicago sigue a la baja, los futuros locales también lo harán. Por tanto, tomar coberturas de precio a mayo 2019, aún sin haber sembrado, es parte del plan comercial que cada empresa debe llevar adelante.

MAÍZ: La producción mundial 18/19 se proyecta 8 millones de toneladas por encima de lo proyectado el mes pasado por el USDA, con más de 6 millones de este aumento correspondientes a Estados Unidos, la oferta entonces, al igual que en soja, se proyecta muy abundante.

La demanda también se proyecta subiendo, con más de 7 millones de toneladas más en el uso doméstico del grano, y más de 2 millones más de exportación, así la demanda sube en volúmenes importantes según este informe.

Dada la mayor producción global, pero también el mayor consumo, el stock final global sube solo en 1,5 millones de toneladas, respecto a lo proyectado por el USDA el mes pasado, y la relación stock/consumo queda en apenas por encima de 14%, record de mínima para maíz, lo que podría causar subas ante cualquier riesgo climático que amenace la productividad de este cereal en cualquiera de los países productores y exportadores. Así el maíz sigue en niveles internacionales bajos de precio, pero es el que mayor oportunidad de suba presenta en el corto y mediano plazo.

Al igual que en soja, los precios locales tienen un diferencial positivo respecto de Estados Unidos, tanto en el disponible como en los futuros. Considerando un saldo de maíz en menos de 10 millones de toneladas, y mayores precios a diciembre, quienes dispongan de este cereal y puedan evitar venderlo, priorizando la venta de otros granos, se recomienda no vender, y cubrir pisos de precio a fin de año, ante la posible baja en plena cosecha de Estados Unidos.

Respecto al maíz 18/19, se recomienda esperar mejoras, y además proteger mínimos, sobre todo en planteos bajos alquiler.

TRIGO: Los recortes productivos de importantes productores y exportadores, fueron compensados por mayor nivel productivo de otros países, así el trigo vuelve a producir más de lo que se esperaba, sumando 3,4 millones de toneladas respecto a lo proyectado el mes pasado.

En cuanto a la demanda, si bien sube el uso doméstico, también bajan las exportaciones, por lo que, a mayor producción y menor consumo, el stock final global 18/19 se proyecta 2 millones de toneladas por encima de lo proyectado el mes pasado, y la relación stock/consumo resulta en 35%, nivel tan alto como las dos campañas anteriores, que causaron permanencia de precios bajos a nivel internacional.

Vemos también en trigo diferencial positivo entre nuestros precios disponibles y futuros respecto a los precios de Estados Unidos, descontando retenciones. Vemos que persisten los buenos precios para la futura cosecha, y esto responde en principio al activo nivel de exportaciones que Argentina tiene, a estas fechas la exportación lleva comprado casi 6 millones de toneladas de trigo 18/19. Pero también se debe al riesgo climático que persiste hasta ahora, dada la falta de lluvias en zonas importantes, como el norte argentino y el centro y norte de Córdoba y Santa Fe.

La recomendación es cubrir precio en torno a U$S 200/TN, pero no comprometer mercadería en más de un 40% de lo que se espera cosechar, ante lotes con riesgo productivo por falta de lluvias en el corto plazo.

Conclusiones: La información puede ampliarse y actualizarse día a día, pero se insiste en la necesidad de estar formados en el uso de herramientas comerciales, y en la planificación comercial de la empresa agropecuaria, a fin de tomar decisiones en tiempo y forma, desde la pre siembra hasta la post cosecha.

El panorama global es bajista, y en tiempos de bajas, la buena administración de riesgo precio, marca la diferencia tranquera adentro. Establecer prioridades es parte de mejorar en la toma de decisiones, la formación e información deben ser parte de nuestras prioridades para desarrollar campaña a campaña nuestras agro empresas.

Marianela De Emilio – Inta Las Rosas |

Fuente: Agroeducación

Publicidad