17 de septiembre de 2018 18:15 PM
Imprimir

LOS SATÉLITES SAOCOM SERÁN ALIADOS DEL CAMPO

Según la Bolsa de Comercio de Rosario, se podrían minimizar las pérdidas económicas que se derivan de las inundaciones

El sector agropecuario se encuentra cada vez más cerca y dependiente de la tecnología. Entre el 28 de septiembre y el 4 de octubre será lanzado el satélite Saocom 1A, mientras que la segunda unidad (1B) será puesta en órbita en 2019. En este sentido, cabe mencionar que el Saocom (Satélite Argentino de Observación Con Microondas) es un sistema de dos satélites de observación terrestre que están siendo desarrollados por la agencia espacial de Argentina: Conae.

 

Atentos a este nuevo escenario, un análisis de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), asegura que los satélites Saocom serán socios estratégicos de los productores agropecuarios. En una primera instancia, se trata de dos satélites de la constelación Saocom 1 cuyo objetivo es medir la humedad del suelo y realizar un seguimiento de desastres naturales, captar información de manera eficiente y brindar datos muy relevantes para el agro argentino.

 

Sofía Corina, autora del estudio, resaltó que la constelación Saocom brindará valiosa información que se podrá utilizar para innumerables acciones, tales como la generación diaria de mapas de humedad en superficie y hasta a los dos metros de profundidad; para alertar sobre zonas de riesgos de inundación al identificar puntos de acumulación de agua; para generar índices de sequía y alertar el riesgo de incendio; monitoreo de bosques, y para detectar cambios en las estructuras urbanas, cuantificar daños por desplazamientos de terreno, problemas en la infraestructura y hundimientos, entre otros.

 

Aliados del agro

 

De acuerdo a Corina, los satélites Saocom serán socios estratégicos de los productores agropecuarios porque brindarán herramientas para tomar decisiones. Al respecto, precisó que “se podrán evaluar escenarios para la toma de decisión en relación a la siembra, la fertilización y el riego, en cultivos tales como soja, maíz, trigo y girasol”.

 

Para la analista de la Bolsa rosarina, los satélites posibilitarán la generación de mapas de riesgo de enfermedades de cultivos, lo cual hará más eficiente el uso de funguicidas, en particular para la fusariosis de la espiga de trigo. Asimismo, resaltó que “mejorarán la gestión de riesgos y emergencias hidrológicas, potenciando la capacidad de modelación hidrológica y de pronóstico, de manera de minimizar las pérdidas económicas que se derivan de inundaciones”, y agregó: “Servirá para la clasificación del uso del suelo y la estimación del rendimiento de cultivos, siendo clave la seguridad de contar con información en momentos determinantes (cuando no puede ser obtenida por sensores ópticos debido a las condiciones de nubosidad)”.

 

La misión

 

La Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) junto con el Inta y el Instituto Nacional del Agua (INA) vienen trabajando en el desarrollo de los productos que ofrecerá el satélite, por ejemplo, los mapas de humedad de suelo. También han aportado trabajos la Comisión Nacional de Energía Atómica e Invap, empresa argentina de alta tecnología.

Fuente:

Publicidad