17 de septiembre de 2018 20:19 PM
Imprimir

Canadá apuesta a liderar la productividad agrícola global

Sus productores están entre los más competitivos del mundo, con una alta inversión tecnológica. Lo explica Jorge Castro, entrevistado por Héctor Huergo, en El Campo, la Industria Verde, por Canal Rural.

Canadá es el quinto exportador agrícola mundial, y colocó en el mundo 26.000 millones de dólares de productos agroalimentarios en 2017, que representa 5,7% del intercambio agrícola global.

Canadá fue el principal exportador mundial de trigo, canola (granos de colza), lentejas y alimentos procesados para aves en 2017; también se ubicó entre los 10 mayores exportadores de las 13 materias primas más relevantes.

Más importante es lo que representa en términos de productividad agrícola. Fue el segundo exportador agrícola per cápita del sistema global en 2017, con U$S 1.074 por habitante (la población canadiense ascendió 36,8 millones el año pasado).

Holanda fue el país agrícola más productivo, con U$S 2.900 per cápita, en tanto que Australia ocupó un lejano tercer lugar con U$S 700 por habitante.

La lechería canadiense también es muy competitiva.

La lechería canadiense también es muy competitiva.

El cálculo que se puede hacer es el siguiente: el PBI canadiense creció 2,3% anual entre 1961 y 2006; y los productores utilizaron en 2006 la mitad de los insumos que necesitaron para producir el mismo PBI que en 1961. Por eso, la productividad agrícola canadiense es una las dos principales de los cinco mayores exportadores del mundo (la de Estados Unidos es la número uno).

El total de las exportaciones agroalimentarias canadienses, incluyendo productos ictícolas (pesca) y agroindustriales alcanzaría los 64.600 millones de dólares en 2018, lo que implica un alza de 2.000 millones de dólares respecto al año pasado.

El gobierno de Ottawa se ha fijado como objetivo exportar 75.000 millones de dólares de productos agroalimentarios en 2025. Dentro de esta tendencia, hay un proceso notable de valorización de los activos agrícolas: cada productor dispone de 3,16 millones de dólares, que se incrementan entre un 8% y un 10% por año.

Las inversiones combinadas del gobierno de Ottawa y los estados provinciales en incentivos a la producción y a la investigación científica y tecnológica agroalimentaria alcanzó los 8.500 millones de dólares en 2017, y aumenta 10% por año.

Canadá apuesta a encabezar la productividad agrícola mundial en 2025, disputando el primer lugar con el agro estadounidense.

La producción agroindustrial creció 5% anual en 2017, con menores costos de producción y mayor demanda.

Hay una intensa competencia en la distribución agroalimentaria debido a la aparición en gran escala de las compras de alimentos por Internet. Esta tendencia fue inaugurada por la adquisición de Whole Foods por Amazon, y se ha extendido de inmediato a todo el territorio canadiense.

De ahí que los precios de los productos agroalimentarios por Internet hayan caído sistemáticamente, y la competencia se haya centrado en la rapidez de la entrega (no más de 24 horas) en el inmenso territorio de Canadá, que es segundo del mundo después de Rusia.

El dólar canadiense treparía a U$S 0,78 del dólar estadounidense en 2018. Esta apreciación dificulta la capacidad exportadora, pero le otorga una nítida ventaja comparativa a la producción en el mercado doméstico.

Del supermercado del mundo a la "boutique" de la bioeconomía
Mirá también

Del supermercado del mundo a la “boutique” de la bioeconomía

Canadá importó 23.000 millones de dólares de productos agroalimentarios en 2017, y 17.000 millones de dólares de ese total provinieron de Estados Unidos, que es el mayor mercado agroalimentario del mundo y el principal socio comercial del dominio canadiense

Fuente: Clarin

Publicidad