19 de septiembre de 2018 16:05 PM
Imprimir

Mapas, satélites y drones: el agro se saca fotos para ser más preciso

En el 17° Curso de Agricultura de Precisión, se mostró que la adopción de mapas y el uso de imágenes son de las herramientas que más están creciendo.

El uso de mapas y de imágenes tomadas por vía aérea son dos de las herramientas que más han crecido en Argentina en relación a la agricultura de precisión.

Así lo muestra una encuesta de adopción de técnicas de agricultura de precisión en Argentina que mostró el ingeniero Ricardo Melchiori, del Inta Paraná, durante el 17° Curso Internacional de Agricultura de Precisión que se desarrolla en el Inta Manfredi.

El relevamiento compara datos actuales con los de 2013 y muestra que el rubro que más creció fueron las imágenes satelitales: hace cinco años, las usaban el 60 por ciento de los productores, y ahora el porcentaje alcanza el 80 por ciento.

Asimismo, se incrementó la utilización de mapas de suelos y conductividad eléctrica, y se relevó una amplia adopción de imágenes aéreas, principalmente a través de drones, algo que en 2013 no existía.

Otro punto destacado es que aumentó la técnica de dosis variable tanto al momento de la siembra como de la fertilización.

Sin embargo, Melchiori subrayó que detectaron un obstáculo que puede influir en que la adopción de estas técnicas se siga expandiendo: los productores perciben que el costo que tiene la tecnología, en relación a la cantidad de granos que tienen que vender para comprarla, es superior a la relación que había en 2013.

Crecimiento

En la misma línea que Melchiori, el ingeniero del Inta Manfredi, Fernando Scaramuzza, presentó otros datos que dan cuenta de la mayor adopción de agricultura de precisión en Argentina.

Por ejemplo, que al cierre de 2017 había unas 14 mil cosechadoras equipadas con monitores de rendimiento, un 11,6 por ciento más que en 2016.

De igual modo, que las sembradoras con capacidad de efectuar dosis variable aumentaron 13,3 por ciento en un año.

Fuente: AgroVoz

Publicidad