20 de septiembre de 2018 05:58 AM
Imprimir

Detectaron once buques en Camarones que no declaraban importantes cargas de langostinos

Los fresqueros son de Mar del Plata. Había gran diferencia de volumen entre lo declarado en el Parte de Pesca y lo comprobado en el Acta de Descarga. Se comprobó en controles de Pesca de Nación. Ya habían detectado otras irregularidades como un 70% de trabajo en negro en ese puerto.

Un total de 11 barcos fresqueros que operan con langostinos en aguas nacionales, registraron una marcada diferencia de volumen entre lo declarado en el Parte de Pesca Final y lo comprobado en el Acta de Descarga de fecha. Por esa razón les fue suspendido el despacho a la pesca por un lapso de 15 días en el puerto de Camarones.
La suspensión, según informó el diario Crónica de Comodoro Rivadavia, fue resultado de exhaustivos controles que se vienen realizando en aquel puerto de nuestra provincia. Dos inspectores del área de Pesca de la Nación, con residencia permanente en Camarones, son los encargados de realizar dichos relevamientos.
Los nombres de las embarcaciones sancionadas fueron mantenidos en reserva, pero se trataría de fresqueros marplantenses que hacen la temporada del langostinos frente a las costas de Camarones, una de las zonas de gran captura.

PAGO DE MULTA
En primera instancia la suspensión había sido por 30 días, pero desde la Subsecretaría de Pesca Nacional que conduce Juan Bosch, se resolvió reducir la pena a 15 días.
Esta medida se adoptó a partir que las empresas infractoras decidieran allanarse y pagar una multa de 180 mil pesos por infracción a la Ley 24.922.
De acuerdo a la normativa vigente, las embarcaciones que se dedican a la pesca de la especie langostino en aguas de jurisdicción nacional situada al sur del paralelo 41º, deberán cumplir con los siguientes requisitos: los barcos fresqueros tendrán un límite máximo de operación de 96 horas contadas entre el inicio efectivo de las operaciones de pesca y su finalización. Asimismo, deberán realizar a bordo el tratamiento adecuado que mantenga la calidad y frescura del producto y utlizar para la estiba a bordo cajones con hasta 18 kg de producto.

OTRAS IRREGULARIDADES
Por otra parte y tal como informara EL CHUBUT, el área de Fiscalización Portuaria dependiente de la Secretaría de Trabajo de la Nación, había detectado en controles recientes que el 70% de los trabajadores de la estiba no estaban registrados en el puerto de Camarones.
«En Camarones había empleadores registrados de la estiba, lo que casi no había eran trabajadores registrados», había graficado el coordinador de Fiscalización Porturaria, Alfredo Bertonasco, en declaraciones a este diario.
Al propio funcionario le resultó indignante esta situación porque «Camarones es un puerto que hace tres o cuatro años ya ha tenido gran relevancia con el lagonstino, entonces los controles que hay allí son lamentables», agregando que «lo que no se tributa impositivamente en esta industria es tremendo» ya que «el 80% o el 90% del langostino que entra se exporta. No es para consumo interno. Y ahora con el aumento del dólar ni hablar».

PERDIDAS PARA LA LOCALIDAD
A esto debe sumarse la expectiva que hay en la Municipalidad de Camarones por la inmediata aplicación de la Ley Provincial de reciente aprobación, que permitirá percibir millonarias cifras por el llamado canon a la descarga de langostino.
Según la proyección realizada por el secretario de Gobierno de Camarones, Oscar Antonena, y basándose en lo que fue la descarga de langostinos en el puerto de la localidad durante la temporada anterior, podría recaudarse más de 50 millones de pesos. Ese monto debe dividirse en un 50% para el Ministerio de Ambiente de la Provincia y el 50% restante para el Municipio.
Sin embargo, la comprobación de 11 buques que no declaraban gran parte de las descargas en puerto, implica un significativa evasión también al canon que deben comenzar a pagar este mes.

Fuente: El Chubut - Rawson

Publicidad