24 de septiembre de 2018 20:42 PM
Imprimir

Paraguay : De humildes zapateros pasaron a potentados ganaderos, sin escalas

La familia del diputado Miguel Cuevas (ANR, Añetete) experimentó un meteórico e inexplicable ascenso económico. El titular de la Cámara Baja y su hermano, el exintendente de Sapucái Cirilo Cuevas, empezaron como zapateros y hoy tienen cientos de cabezas de ganado y varias estancias cada uno. Varias denuncias por corrupción salpicaron a ambos

Antes de llegar a ser presidente de la Cámara de Diputados, Miguel Jorge Cuevas Ruiz Díaz era un modesto trabajador zapatero que vivía en una pequeña casa al costado de un arroyo en su Sapucái natal.

En 1996 llegó a intendente de su ciudad de la mano del Partido Colorado. Y con su llegada a la política también llegó la prosperidad económica no solo para él sino también para su hermano Cirilo y varios miembros más de su familia.

Miguel Cuevas tuvo dos períodos como intendente de Sapucái antes de convertirse en administrador del puerto de Paranaguá durante el gobierno de Nicanor Duarte Frutos. Este puerto franco ha sido históricamente considerado clave como ruta, entrada y salida de productos de contrabando.

En 2013 dejó el puerto, volvió a la política y se convirtió en gobernador del departamento de Paraguarí, cargo en el cual fue denunciado varias veces por diversas irregularidades.

En julio último llegó a la Cámara de Diputados y de la mano de Colorado Añetete se convirtió en titular de la Cámara Baja.

La multiplicación del ganado

Lo llamativo de Cuevas y su familia es el millonario incremento de su patrimonio en tan ESCASO PERÍODO DE tiempo. En marzo de 2013 declaró ante el Senacsa un total de 80 cabezas de ganado vacuno. Su hato había disminuido a menos de la mitad antes de las elecciones internas de finales de 2012.

Cuando llegó a gobernador su prosperidad se multiplicó. En la declaración de bienes que presentó ante la Contraloría General de la República en setiembre de 2014 dijo ser propietario de 640 cabezas de Brangus por un valor total de G. 1.675 millones. En poco más de un año el entonces gobernador aumentó siete veces su ganado.

En la declaración jurada presentada al asumir como diputado declaró 740 cabezas de ganado.

Desempleados que son ganaderos

Pero el bienestar no fue exclusivo para el hoy titular de la Cámara de Diputados. Su hermano Cirilo Cuevas Ruiz Díaz también experimentó un llamativo crecimiento en la misma época en la que Miguel Jorge era gobernador.

Cirilo también empezó como zapatero y fue intendente de Sapucái. No se le conoce trabajo alguno, pero aún así aumentó su patrimonio.

En marzo de 2013, poco antes de que su hermano llegara al mando del ejecutivo departamental, declaró ante el Senacsa apenas cinco cabezas de ganado.

Para febrero de 2016 declaró 142 cabezas, 27 veces más del número original. Mientras tanto, su hermano el gobernador lidiaba ya con denuncias por supuestas sobrefacturaciones en la compra de insumos para el almuerzo escolar.

Todo con un sueldo que no alcanzaba los tres millones de guaraníes.

Al negocio ganadero familiar se sumó también desde 2016 Raúl Adilson Cuevas Florentín, hijo del diputado abdista.

Con 21 años y siendo apenas un estudiante universitario ese año declaró ante el Senacsa un hato de 155 vacunos.

De acuerdo a los documentos oficiales, todos los animales se encontraban en el establecimiento ganadero Don Miguel, el mismo lugar donde está el ganado que figura a nombre de su padre.

juan.lezcano@abc.com.py

Fuente: ABC

Publicidad